El 30 de agosto gobierno francés prohibió del uso de platos, vasos y cubiertos de plástico. Esta es una gran iniciativa pero no es la única. Francia es un país más que se suma a la tendencia mundial de reducción del consumo de plástico.

 

Galileo Galilei y mis cubiertos de plástico

Hace 400 años que Galileo Galilei descubrió que la Tierra es redonda. Un cubierto de plástico tarda el mismo tiempo en degradarse. Los elementos de plástico como bolsas, vasos, botellas, globos, etc. tardan cientos de años en descomponerse. Piénsalo de esta forma: una botella de plástico la utilizas por cinco minutos pero contamina al planeta durante mucho tiempo. Como consecuencia de la mala gestión de los residuos, el plástico termina en nuestros mares y océanos y causa serios daños en los ecosistemas acuáticos. Se calcula que, entre el 60 y 80 % de la basura marina está formada por microplásticos.

Por eso desde Greenpeace alentamos a todos los países a sumarse a la tendencia mundial a abandonar el uso de elementos de plástico. En Argentina a  partir de 2017 se prohibirá la entrega de bolsas plásticas en supermercados y autoservicios de la ciudad de Buenos Aires. También en Rio Grande, provincia de Tierra del Fuego, se promulgó una ordenanza que tampoco permite la utilización de bolsas de este material dañino para el medioambiente.  La idea que subyace a ambas disposiciones es promover el uso de bolsas alternativas como las de tela.

Chile también forma parte de los países que están tomando medidas para desalentar el consumo de plástico. Chile Chico y Punta Arenas fueron las primeras ciudades en sustituir el uso de bolsas de polietileno en locales comerciales para reducir la contaminación de la zona. Los comercios solo entregan bolsas reutilizables y quienes no acatan la medida son sancionados con una multa.

Colombia, por su parte, es el país menos avanzado en relación a la reducción del consumo de plástico. Sin embargo, este año el Ministerio de Medio Ambiente sancionó una resolución que apunta a regular el uso de bolsas de plástico. Se trata de quitar de circulación a las bolsas pequeñas (solo circularán aquellas que tengan medidas superiores a 30x30) e incluir un mensaje educativo orientado al uso racional de las bolsas. Además los comercios deben presentarles a los consumidores una alternativa fabricada con otros materiales.

 

¡Ya lo entendí! ¿Qué puedo hacer?

Te dejamos algunos tips simples para que puedas reducir el consumo de plástico y ayudar al medioambiente:

  • Evita las bolsas de plástico de un solo uso. Utiliza bolsas de tela o canastos.
  • Prioriza la compra de botellas y envases reutilizables y/o retornables.
  • Rechaza envases y utensilios de un solo uso como vasos, cubiertos o pitillos. 
  • Deposita los residuos plásticos en el contenedor adecuado. 
  • Evita artículos con exceso de embalaje.

 

Disminuir la cantidad de plástico que consumimos todos los días requiere poco esfuerzo y le brinda un respiro enorme al planeta. Toma estos consejos y no te quedes afuera de esta tendencia mundial.