Brasil: Nueva ley de bosques del Amazonas amenaza los progresos hechos por la moratoria a la soja

Agrega un comentario
Noticia - 13 octubre, 2011
Brasil, 13 de Octubre de 2011. Hoy en Brasilia, 25 empresas sojeras representadas en los grupos industriales Abiove y ANEC reafirmaron su compromiso de respetar la moratoria de soja que está cumpliendo cinco años. Representando un 90% del mercado de la soja brasilero, los grupos seguirán dejando de lado a los proveedores que hayan deforestado sus propiedades después de 2006 y sumaron un nuevo plan para promover el registro de propiedades entre sus proveedores.

La renovación de la moratoria se firmó hoy en el Ministerio de Medioambiente de Brasil, ante la presencia de la ministra de medioambiente Isabella Teixeira junto a los coordinadores del Grupo de Trabajo de la Soja, Carlo Lovatelli (presidente de Abiove) y Paulo Adario (director de la campaña del Amazonas de Greenpeace). “El sector de la soja en Brasil está promoviendo el diálogo con la sociedad civil y está demostrando que es posible el crecimiento económico y proteger la biodiversidad al mismo tiempo. También se está adaptando a los nuevos requerimientos de los mercados internacionales que están exigiendo cada vez más productos certificados. Los resultados son prometedores pero todavía quedan muchos desafíos por delante en cuanto a medioambiente”, dijo ministra de medioambiente Isabella Teixeira. El GTS es el cuerpo creado por la industria sojera y las ONGs para implementar la moratoria que se firmó en 2006.

Sin embrago, este anuncio de hoy se realiza al mismo tiempo que en el congreso brasilero se propone cambiar el código forestal de Brasil a través de una nueva legislación que, de ser aprobada, permitiría más deforestación y declararía una amnistía para la destrucción ilegal de los bosques en Brasil, creando, así, un incentivo para esa actividad.

El European Soy Customer Group, una coalición de compradores de soja que incluye a empresas como Tesco, McDonalds y Carrefour, emitió una declaración hoy apoyando la moratoria pero expresando preocupaciones acerca de los cambios al código forestal. De acuerdo a su declaración, están “preocupados por entender las implicancias de los cambios propuestos al código forestal, ya que creemos que la moratoria de la soja ha sido exitosa debido a que el criterio ha sido más ambicioso que mantener la legalidad, con el objetivo de deforestación cero”.

“Hoy, los comerciantes de soja mantienen su compromiso hacia los clientes que piden productos libres de deforestación para la construcción de un mejor futuro. Nuestro congreso debería estar haciendo lo mismo, apagando las motosierras”, declaró Paulo Adario de Greenpeace Brasil.

De acuerdo al secretario de medioambiente del Mato Grosso, el debate alrededor del nuevo código forestal motivó a los campesinos a encender las motosierras más que cualquier otro año. De acuerdo a las estimaciones basadas en imágenes satelitales procesadas por el INPE, se espera que la deforestación en el Amazonas sea un 15% mayor en 2011 que lo que fue en 2010.

Greenpeace hizo un análisis comparativo de alertas de deforestación en el Mato Grosso (donde se crece el 90% toda la soja del Amazonas) tomando en cuenta los últimos dos años, y concluyó que el aumento se dio más en terrenos de agricultura (46%) que en tierras de pastoreo (26%). Hasta ahora, las empresas afiliadas a Abiove y ANEC les pudieron demostrar a sus clientes que la soja que les venden no está contaminada con deforestación tras la moratoria de 2006. “Sin embargo, puede que su tarea se vea dificultada en el futuro cercano debido al reciente aumento en la deforestación, lo que hará que haya mucha más soja relacionada con la práctica en el mercado dentro de uno o dos años”, explicó Adario. “La moratoria nunca fue tan importante, y se tiene que ver fortificada para asegurar que los consumidores preocupados como el European Soy Customer Group sigan comprándole a Brasil.”

Es por eso Greenpeace hoy no celebra el quinto año de la moratoria. En cambio, utilizamos el aniversario como una oportunidad para que la moratoria sea aún más fuerte. La amenaza al cóigo forestal nos motiva a que la moratoria se vuelva aún más importante como herramienta para impulsar los cambios necesarios para alcanzar nuestra meta de deforestación cero en Brasil.

Categorías
No se encontraron comentarios Agregar un comentario

Publicar un comentario 

Complete the fields below to leave a comment without registering
Atención: Los campos obligatorios están marcados con un asterisco (*).

info

Correo electrónico