Greenpeace: "Frenar el Santuario de ballenas es una oportunidad perdida"

Noticia - 25 octubre, 2016
Portoroz, Eslovenia - 25 de octubre de 2016 – Según Greenpeace, la decisión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) de no designar un área protegida para las ballenas en un cuarto del Océano Atlántico es una oportunidad perdida.

A pesar del pedido de un millón de personas que apoyaron la campaña de Greenpeace, la votación para la creación del santuario de ballenas no fue aprobada.

 

A pesar de que la mayoría de los países que asistieron a la convención de la Comisión Ballenera Internacional CBI votaron a favor de otorgar más de 20 millones de kilómetros cuadrados en el Atlántico Sur para la creación de un santuario en el cual la caza de ballenas esté prohibida, no se obtuvieron las tres cuartas partes de los votos requeridos para su aprobación.

Este resultado fue obtenido a pesar de que más de un millón de personas han firmado la petición de Greenpeace en muchos países del mundo para pedir por la creación del santuario.

John Frizell, experto en ballenas para Greenpeace Internacional presente en la convención, declaró: A pesar de que la mayoría de los países y gran parte de la ciudadanía creen que la creación de un santuario es la mejor forma de proteger a las ballenas, estamos otra vez aquí en el encuentro del CBI sintiéndonos frustrados.

El vocero que representa a la organización agregó: Lo más decepcionante es que todos estos esfuerzos están siendo minados por ciertos países miembros del CBI que están a miles de kilómetros de distancia de donde estaría el santuario. Ni siquiera se encuentran en el hemisferio sur y algunos incluso están en el otro extremo del mundo. Por el contrario, todos los países miembros que tienen territorio en el área donde está propuesto, apoyaron su creación abiertamente.

La convención de la CBI está siendo realizada en Eslovenia y tendrá lugar hasta el 28 de octubre. Las nuevas propuestas para esta discusión incluyen nuevas formas en que las ballenas pueden promover la productividad de los ecosistemas. Los delegados también buscan debatir la antigua suspensión de 30 años sobre la caza comercial. Greenpeace ha desempeñado un papel crucial para conseguir esta  prohibición y continúa oponiéndose a la matanza de ballenas por fines comerciales.

Es claro que la transformación de la CBI en una entidad que asegure la conservación de las ballenas no se logró aún y es una necesidad urgente, concluyó Frizell.

Categorías