Informes Anuales / diciembre 2014

Océanos

Denunciamos la "memoria de pez" de los políticos, que no "se acuerdan" de aplicar la nueva Política Pesquera Común.

Denunciamos la "memoria de pez" de los políticos, que no "se acuerdan" de aplicar la nueva Política Pesquera Común.

© Greenpeace

Los océanos no pueden soportar el ritmo actual de pesca. La sobrepesca es un problema mundial con consecuencias alarmantes e indiscutibles: un 90% de las poblaciones de peces se pescan muy por encima de los límites que les permiten sobrevivir en buen estado, por lo que se consideran sobreexplotadas. 

Para garantizar el futuro de la biodiversidad marina y de quienes dependen de este recurso desde Greenpeace hemos pedido a la clase política y al sector que apuesten por un modelo de pesca sostenible. Este modelo, recogido en el informe “Empleo a Bordo”, ha demostrado que un modelo de pesca sostenible no solo es posible, sino que además genera empleo y beneficios económicos.

Tratamiento contra la "memoria de pez" de los políticos

En 2013 se aprobó la Política Pesquera Común, la normativa europea sobre pesca. Fue un hito porque por primera vez la pesca artesanal se incluyo en la política. En 2014 recordamos a los políticos que no se olviden de aplicarla: www.tratamientomemoriadepez.org

Se estima que la flota pesquera mundial tiene dos veces y media el tamaño necesario para pescar de manera sostenible en nuestros océanos. Una de las soluciones a este grave problema es disminuir el tamaño de la flota pesquera. para que deje de haber “demasiados barcos para tan poco pescado”. La campaña “Monster boats” ha señalado a los 20 buques pesqueros más destructivos de la UE. Son los barcos que utilizan los métodos de pesca destructivos, tienen un tamaño demasiado grande y causan impactos sociales en las comunidades costeras de los países donde faenan, tanto dentro como fuera de Europa. Hemos pedido a los gobiernos que pongan en marcha planes para retirarlos de la pesca. Más de 300.000 personas de toda Europa han apoyado esta campaña con su firma.

Esta año también hemos hecho campaña para que el atún de las latas sea más sostenible. Los atunes, unos magníficos peces salvajes, son mucho más que un alimento enlatado. Hay diferentes formas de capturar las 15 especies diferentes de atún que existen en el mundo y desde Greenpeace apostamos por aquellas formas de pesca 100% sostenibles. Nuestra campaña se ha dirigido contra los llamados “FAD”, que son estructuras flotantes que se colocan en medio del océano y que engañan a los peces y a otros seres marinos actuando de “oasis” donde refugiarse para ser capturados en las redes atuneras junto a tortugas, tiburones, ballenas y atunes juveniles.

En este primer año de aplicación de la nueva Política Pesquera Común, los ministros europeos no han estado a la altura de las expectativas de los objetivos de esta nueva normativa europea. En el reparto de las cuotas pesqueras que realizan a final de año no han primado las artes de pesca menos destructivas, ni tampoco los criterios económicos y de empleo, dejando pasar la primera oportunidad para enderezar el rumbo de pesca en Europa.