Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Murcia, los rostros de la costa

Foto | julio 11, 2012

Soy Ana María Rodríguez Angosto. Nacida y residente en Portmán. Tengo 57 años y un hijo de 29, que se llama José. Soy viuda y propietaria de un comercio. Creo en el “vive y deja vivir”. Portmán era una de las bahías más bonitas del Mediterráneo, sus aguas eran cristalinas y la playa llegaba hasta el mismo pueblo, hasta que un mal día "aterrizó" por este lugar una empresa francesa, que aprovechando las penurias que se padecían en el pueblo por la falta de trabajo, empezó a construir el lavadero Roberto y a contratar a los habitantes de Portmán y La Unión. Ahí empezó el principio del fin de la bahía, pues cada año se arrojaban más y más vertidos al mar.

Categorías
Etiquetas