Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

África

Las selvas tropicales centroafricanas tienen una importancia global. Conforman la segunda mayor superficie de bosque tropical después de la Amazonia, abarcando más de 172 millones de hectáreas. Son vitales para la supervivencia de nuestros parientes más próximos del reino animal: gorilas, chimpancés y bonobos. Pese a ello, sólo el 8,5% de las selvas intactas centroafricanas tienen alguna figura de protección.

Es el segundo bosque tropical en tamaño después de la Selva Amazónica y es el lugar de África más rico en biodiversidad. Se extiende a lo largo de Camerún, República Centroafricana, Congo Brazzaville, República Democrática del Congo, Guinea Ecuatorial y Gabón. En la República Democrática de Congo, el bosque es el hogar de más de 1.000 especies de pájaros, más de 400 especies de mamíferos, 10.000 especies vegetales, muchas de los cuales no se encuentran en ningún otro lugar de la Tierra.

Las selvas de la cuenca del río Congo acumulan el 8% de todo el carbono almacenado en los bosques del planeta, lo que le convierte en el mayor almacén de carbono de África y el cuarto del mundo. Sin embargo, cerca del 85% de este bosque primario se ha destruido y la industria maderera amenaza el resto. Las estimaciones de deforestación para África central para 2050 auguran que, solo en la RD del Congo, se liberarán 34.400 millones de toneladas de CO2.

Decenas de millones de personas depende del bosque para su supervivencia. Sólo en la  República Democrática del Congo viven 40 millones de personas campesinos y pescadores que dependen de los bosques. En esta parte del mundo, culturas enteras viven directamente del bosque para su refugio, salud, comida y supervivencia cultural y espiritual.

El trabajo de Greenpeace en África
Según la FAO entre los años 2000 y 2005 África perdió unos cuatro millones de hectáreas de bosques al año, cerca de una tercera parte del área deforestada en todo el mundo.

La industria maderera es una de las mayores amenazas para las áreas de bosque intacto y para las personas y animales que allí habitan.

Las concesiones forestales otorgadas en África central abarcan unos 50 millones de hectáreas de selva tropical, un Área del tamaño de España. La campaña se centra en la defensa de una regulación estricta de estas concesiones forestales para alejar las actividades ilegales y también en mantener la moratoria actual de extensión de nuevas concesiones para actividades de tala.

Más información:
- La fragmentación del Congo (resumen)

Últimas actualizaciones

 

No hay resultados.

Categorías