Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

 

Amazonia

La Amazonia es el bosque primario más grande que queda en el planeta y alberga más biodiversidad que cualquier otro sitio de la Tierra.Sin embargo, este maravilloso bosque tropical se encuentra atrapado entre dos fuerzas destructivas: la deforestación y el cambio climático. Greenpeace trabaja para acabar con la deforestación en la Amazonia en el 2015 y de forma global para 2020.




Regístrate en esta página y inicia un viaje único con nosotros. Apoya al pueblo brasileño en esta campaña para salvar la Amazonia.

Los científicos afirman que es el ecosistema con más biodiversidad de toda la Tierra, manteniendo alrededor de 60.000 especies de plantas, 1.000 especies de pájaros y más de 300 especies de mamíferos, entre ellos el jaguar. La selva y su famoso río también mantienen la vida de más de 2.000 especies de peces de agua dulce y mamíferos acuáticos como el delfín rosa de agua dulce y la nutria gigante. Muchas áreas siguen siendo vírgenes por lo que un gran número de especies de plantas y animales son desconocidas todavía por la ciencia.

Sólo en Brasil, la Selva Amazónica es también el hogar de 20 millones de personas, 200.000 personas de 180 comunidades indígenas diferentes, algunas de las cuales no han tenido contacto con el mundo externo.

Finalmente, pero no menos importante, la Amazonia almacena entre 80.000 y 120.000 millones de toneladas de carbono, un elemento fundamental para ayudar a estabilizar el clima a nivel planetario.

Si se destruyera la Amazonia se emitirían niveles de gases de efecto invernadero  equivalentes a 50 veces la emisión anual de Estados Unidos de una sola vez.

Ley de Deforestación Cero


Greenpeace se une a la sociedad civil y a líderes de las comunidades en el lanzamiento de una iniciativa ciudadana para una ley de Deforestación Cero en Brasil. La iniciativa busca 1.400.000 firmas de brasileños  y brasileñas para conseguir esta ley y acabar definitivamente con la deforestación a gran escala de la Amazonia y el aumento de zonas degradadas.

Durante los últimos años, la tasa de deforestación ha decrecido y paralelamente Brasil ha seguido desarrollándose. Además,Brasil dispone de un área deforestada suficiente para doblar la producción de alimentos. Es necesario que el campo reciba inversiones para una producción eficiente y para recuperación de las zonas deforestadas. Para esto servirá la ley de Deforestación Cero, para garantizar que el bosque pueda ser protegido de las grandes corporaciones del sector agropecuario y de la industria maderera, y sus recursos forestales sean aprovechados por las comunidades locales, indígenas y pequeños propietarios.

Últimas actualizaciones

 

Enrédate por la Amazonia

Vídeo | abril 24, 2012 a las 13:43

Primera jornada de Greenpeace en la Fira per la Terra de Barcelona.

Categorías
Etiquetas