Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Causas

Página - noviembre 4, 2010
La problemática de los incendios forestales en los países mediterráneos es compleja y no se puede abordar desde un solo ángulo o perspectiva. La principal causa de los incendios forestales en España es la persistencia en el medio rural del uso del fuego como herramienta de gestión de los ecosistemas (eliminación de matorral, “regeneración” de pastos), quemas de restos agrícolas, limpieza de fincas, etc.

A esto hay que añadir un problema estructural del medio forestal español: el abandono del monte. A partir de la segunda mitad del siglo XX, el éxodo de la población rural a las ciudades ha supuesto el fin o el decaimiento de la mayoría de los aprovechamientos forestales con el consiguiente aumento de la biomasa en los montes.

A estas masas forestales jóvenes e inestables habría que sumar una parte de las superficiesrepobladas a partir de la década de los 40 del pasado siglo, que han contribuido, también por su falta de gestión, a incrementar esta superficie forestal inestable y pirófita. Sólo un 16% de las masas arboladas españolas tienen un plan de gestión.

El aumento la interfaz urbano-forestal también ha aumentado el riesgo de incendios. Es cada vez mas frecuente el uso recreativo del monte, el turismo en la naturaleza, etc. La mayor cantidad de infraestructuras (carreteras, tendidos eléctricos, urbanizaciones) en el medio forestal incrementa también el riesgo de incendios.

Volviendo a las causas, además de los accidentes, negligencias, pirómanos, cazadores, etc., la intencionalidad en España sigue siendo muy alta, y persiste un pequeño porcentaje de incendios donde se sospecha la existencia de intereses económicos, laborales y/o posibles cambios de uso del suelo.

Categorías