Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Accidentes

Chernóbil en Ucrania , Fukushima en Japón, Three Mile Island en Estados Unidos, Vandellós en España. La corta historia de la energía nuclear está llena de accidentes nucleares.

La evidencia histórica demuestra que ha ocurrido un accidente nuclear grave aproximadamente una vez cada diez años.

El desastre nuclear de Fukushima (marzo de 2011) ha demostrado que la teoría de la industria nuclear sobre su seguridad es falsa. Debido a las emisiones de material radiactivo, grandes áreas de terreno han quedado inhabitables y 150.000 personas han tenido que abandonar sus casas. Ha supuesto la mayor emisión de material radiactivo al mar de la historia. El coste económico del accidente nuclear se estima en casi 500.000 millones de euros del que, en su mayoría, se ocupará el Gobierno japonés.

El accidente de Chernóbil (abril de 1986) ocasionó una fuga de radiactividad a gran escala. Contaminó enormes extensiones de terreno en toda Ucrania, Bielorrusia y Rusia. También afectó a amplias áreas de Europa y Asia. En 2011 un estudio llevado a cabo por Greenpeace mostró que los alimentos básicos cultivados en algunas zonas de Ucrania siguen contaminados 25 años después del accidente. La Academia de Ciencias rusa estima que solo en Bielorrusia, Rusia y Ucrania el accidente ha causado 200.000 muertes entre 1990 y 2004. Aún hoy miles de personas padecen enfermedades relacionadas con la radiación y los niños que viven en zonas contaminadas están afectados por graves problemas de salud.

En España, si bien no hemos sufrido accidentes de la envergadura de los anteriormente comentados, es necesario citar dos por su relevancia. De noviembre de 2007 a enero de 2008 la central nuclear de Ascó (Tarragona) liberó sin control partículas radiactivas altamente peligrosas al exterior. La central lo ocultó. El hecho se conoció el 5 de abril de 2008, cuando Greenpeace lo denunció públicamente tras recibir la alerta de algunos trabajadores de la central.

Todavía se desconoce la cantidad exacta de material radiactivo que se liberó y hay en marcha un proceso judicial en el que están imputados varios de los responsables de la central.

La noche del 19 de octubre de 1989, la central nuclear de Vandellós 1 (Tarragona) sufrió un incendio que afectó en cadena a un gran número de sistemas relacionados con la seguridad nuclear. Tras temerse lo peor, una serie de afortunadas circustancias hizo que se pudiera evitar el escape radiactivo al exterior y llevar el reactor a parada fría. Vandellós 1 había estado solo 18 años en funcionamiento. Hasta 2028 no se iniciará la ultima fase de su desmantelamiento debido a los altos niveles de radiacción en su interior.

En España, en caso de accidente, la industria nuclear solo está obligada a responder por los daños causados hasta un máximo de 1.200 millones de euros. Esta es una cantidad claramente insuficiente a la vista de la experiencia. Greenpeace demanda al Gobierno que la responsabilidad civil nuclear sea ilimitada para que sean las empresas propietarias las que paguen los costes de los accidentes.


Más información:

Últimas actualizaciones

 

El Gobierno japonés bloquea la investigación del Rainbow Warrior sobre la...

Comunicado de prensa | abril 28, 2011 a las 13:15

El Gobierno japonés ha denegado a Greenpeace el permiso para llevar a cabo una investigación independiente de la contaminación radiactiva procedente del accidente nuclear de Fukushima en las aguas territoriales japonesas (12 millas). En su lugar,...

Diario de a bordo/ Rumbo a Fukushima

Entrada de blog por Maite Mompó | abril 27, 2011

Maite Mompó, marinera de los barcos de Greenpeace, está ahora embarcada en el Rainbow Warrior. El buque insignia de Greenpeace se dirige hacia Japón para ayudar con la crisis nuclear de Fukushima. Os dejamos con su relato: Cuando...

Actualización de 18 de abril 16:30 hora japonesa

Comunicado de prensa | abril 18, 2011 a las 14:16

TEPCO anunció una "hoja de ruta" para la estabilización de la central nuclear. Dentro de tres meses esperan controlar los vertidos radiactivos, a los 6 meses esperan comenzar a disminuirlos.

La leche radiactiva de Chernóbil

Entrada de blog por Aslihan Tumer | abril 17, 2011

De niña, la verdad es que no me gustaba la leche a pesar de los intentos de mi madre que me ponía azúcar y chocolate. Todavía sigue sin gustarme demasiado. Hoy en día trabajo como responsable de la campaña anti-nuclear en Greenpeace y...

Fukushima nivel 7: Esta vez no fue culpa del comunismo

Entrada de blog por Carlos Bravo | abril 12, 2011

El Gobierno japonés acaba de dar nuevamente su brazo a torcer y, a la luz de evidencias ya incontestables, ha tenido que reconocer que el accidente nuclear de Fukushima es aún más grave de lo que afirmaba y por ello ha elevado la...

111 - 115 de 148 resultados.

Categorías