Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Accidentes

Chernóbil en Ucrania , Fukushima en Japón, Three Mile Island en Estados Unidos, Vandellós en España. La corta historia de la energía nuclear está llena de accidentes nucleares.

La evidencia histórica demuestra que ha ocurrido un accidente nuclear grave aproximadamente una vez cada diez años.

El desastre nuclear de Fukushima (marzo de 2011) ha demostrado que la teoría de la industria nuclear sobre su seguridad es falsa. Debido a las emisiones de material radiactivo, grandes áreas de terreno han quedado inhabitables y 150.000 personas han tenido que abandonar sus casas. Ha supuesto la mayor emisión de material radiactivo al mar de la historia. El coste económico del accidente nuclear se estima en casi 500.000 millones de euros del que, en su mayoría, se ocupará el Gobierno japonés.

El accidente de Chernóbil (abril de 1986) ocasionó una fuga de radiactividad a gran escala. Contaminó enormes extensiones de terreno en toda Ucrania, Bielorrusia y Rusia. También afectó a amplias áreas de Europa y Asia. En 2011 un estudio llevado a cabo por Greenpeace mostró que los alimentos básicos cultivados en algunas zonas de Ucrania siguen contaminados 25 años después del accidente. La Academia de Ciencias rusa estima que solo en Bielorrusia, Rusia y Ucrania el accidente ha causado 200.000 muertes entre 1990 y 2004. Aún hoy miles de personas padecen enfermedades relacionadas con la radiación y los niños que viven en zonas contaminadas están afectados por graves problemas de salud.

En España, si bien no hemos sufrido accidentes de la envergadura de los anteriormente comentados, es necesario citar dos por su relevancia. De noviembre de 2007 a enero de 2008 la central nuclear de Ascó (Tarragona) liberó sin control partículas radiactivas altamente peligrosas al exterior. La central lo ocultó. El hecho se conoció el 5 de abril de 2008, cuando Greenpeace lo denunció públicamente tras recibir la alerta de algunos trabajadores de la central.

Todavía se desconoce la cantidad exacta de material radiactivo que se liberó y hay en marcha un proceso judicial en el que están imputados varios de los responsables de la central.

La noche del 19 de octubre de 1989, la central nuclear de Vandellós 1 (Tarragona) sufrió un incendio que afectó en cadena a un gran número de sistemas relacionados con la seguridad nuclear. Tras temerse lo peor, una serie de afortunadas circustancias hizo que se pudiera evitar el escape radiactivo al exterior y llevar el reactor a parada fría. Vandellós 1 había estado solo 18 años en funcionamiento. Hasta 2028 no se iniciará la ultima fase de su desmantelamiento debido a los altos niveles de radiacción en su interior.

En España, en caso de accidente, la industria nuclear solo está obligada a responder por los daños causados hasta un máximo de 1.200 millones de euros. Esta es una cantidad claramente insuficiente a la vista de la experiencia. Greenpeace demanda al Gobierno que la responsabilidad civil nuclear sea ilimitada para que sean las empresas propietarias las que paguen los costes de los accidentes.


Más información:

Últimas actualizaciones

 

¡Actúa! Stop vertido de agua radiactiva al mar en #Fukushima

Entrada de blog por Raquel Montón | septiembre 12, 2013

Dentro de dos días se detendrá el único reactor nuclear que produce electricidad ahora mismo en Japón. Desde 2011, 52 reactores de los 54 que tienen nunca se han puesto en marcha, sin embargo también, desde entonces, nunca han...

Greenpeace descubre cómo los suministradores nucleares en Japón presionaron al...

Reportaje | septiembre 10, 2013 a las 13:44

Greenpeace ha descubierto en Japón los documentos que demuestran que las empresas suministradoras de reactores nucleares, y de sus componentes, presionaron al gobierno para que les eximiera de cualquier responsabilidad por un desastre nuclear...

Fukushima, está todo controlado ¿o no?

Entrada de blog por Justin McKeating y Marina Bevacqua | agosto 21, 2013

El interminable torrente de malas noticias que nos llegan desde la dañada central de Fukushima sigue mostrando que es imposible para la industria nuclear, y en concreto para la propietaria de la planta Tokyo Electric Power Co (TEPCO),...

Vacaciones

Entrada de blog por Raquel Montón | agosto 16, 2013

Ellas no habían nacido. Alguna de sus madres tampoco había nacido. Pero sus abuelas vieron lo que pasó. La tapa de un reactor nuclear, que pesa más de 1.000 toneladas, salió disparada. La explosión provocó una nube radiactiva que...

El Ebro le cierra el grifo a Garoña

Entrada de blog por Raquel Montón | agosto 6, 2013

Garoña necesita 24.331 litros por segundo de agua del río Ebro para la refrigeración de su reactor nuclear. Y una vez utilizada, la devuelve al Ebro pero caliente, más caliente de lo que el Ebro puede soportar. Esta es la evidencia...

16 - 20 de 127 resultados.

Categorías