Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Accidentes

Chernóbil en Ucrania , Fukushima en Japón, Three Mile Island en Estados Unidos, Vandellós en España. La corta historia de la energía nuclear está llena de accidentes nucleares.

La evidencia histórica demuestra que ha ocurrido un accidente nuclear grave aproximadamente una vez cada diez años.

El desastre nuclear de Fukushima (marzo de 2011) ha demostrado que la teoría de la industria nuclear sobre su seguridad es falsa. Debido a las emisiones de material radiactivo, grandes áreas de terreno han quedado inhabitables y 150.000 personas han tenido que abandonar sus casas. Ha supuesto la mayor emisión de material radiactivo al mar de la historia. El coste económico del accidente nuclear se estima en casi 500.000 millones de euros del que, en su mayoría, se ocupará el Gobierno japonés.

El accidente de Chernóbil (abril de 1986) ocasionó una fuga de radiactividad a gran escala. Contaminó enormes extensiones de terreno en toda Ucrania, Bielorrusia y Rusia. También afectó a amplias áreas de Europa y Asia. En 2011 un estudio llevado a cabo por Greenpeace mostró que los alimentos básicos cultivados en algunas zonas de Ucrania siguen contaminados 25 años después del accidente. La Academia de Ciencias rusa estima que solo en Bielorrusia, Rusia y Ucrania el accidente ha causado 200.000 muertes entre 1990 y 2004. Aún hoy miles de personas padecen enfermedades relacionadas con la radiación y los niños que viven en zonas contaminadas están afectados por graves problemas de salud.

En España, si bien no hemos sufrido accidentes de la envergadura de los anteriormente comentados, es necesario citar dos por su relevancia. De noviembre de 2007 a enero de 2008 la central nuclear de Ascó (Tarragona) liberó sin control partículas radiactivas altamente peligrosas al exterior. La central lo ocultó. El hecho se conoció el 5 de abril de 2008, cuando Greenpeace lo denunció públicamente tras recibir la alerta de algunos trabajadores de la central.

Todavía se desconoce la cantidad exacta de material radiactivo que se liberó y hay en marcha un proceso judicial en el que están imputados varios de los responsables de la central.

La noche del 19 de octubre de 1989, la central nuclear de Vandellós 1 (Tarragona) sufrió un incendio que afectó en cadena a un gran número de sistemas relacionados con la seguridad nuclear. Tras temerse lo peor, una serie de afortunadas circustancias hizo que se pudiera evitar el escape radiactivo al exterior y llevar el reactor a parada fría. Vandellós 1 había estado solo 18 años en funcionamiento. Hasta 2028 no se iniciará la ultima fase de su desmantelamiento debido a los altos niveles de radiacción en su interior.

En España, en caso de accidente, la industria nuclear solo está obligada a responder por los daños causados hasta un máximo de 1.200 millones de euros. Esta es una cantidad claramente insuficiente a la vista de la experiencia. Greenpeace demanda al Gobierno que la responsabilidad civil nuclear sea ilimitada para que sean las empresas propietarias las que paguen los costes de los accidentes.


Más información:

Últimas actualizaciones

 

¿Qué es la carrera zombi de Greenpeace en Valencia? Voluntarios de la organización...

Comunicado de prensa | septiembre 26, 2016 a las 14:13

• Los voluntarios caracterizados de zombi repartirán información en el carrer de Xàtiva 28 de Valencia. • Greenpeace ha organizado un total de cinco carreras solidarias simultáneas para el próximo 30 de octubre en el entorno de las centrales...

El CSN confirma que las centrales de Almaraz y Ascó operan con piezas de calidad...

Comunicado de prensa | septiembre 15, 2016 a las 16:08

• Greenpeace solicitó información hace tres meses al conocer que estas dos plantas habían comprado componentes con irregularidades a la francesa Areva. • La organización ecologista manifiesta su falta de confianza en la Dirección General de...

Greenpeace apoya las actividades en Mérida y Navalmoral de la Mata por el cierre de...

Comunicado de prensa | septiembre 6, 2016 a las 11:12

• La organización ecologista pide a Fernández Vara que reitere su compromiso de no alargar la vida de las nucleares más de 40 años. • El próximo 30 de octubre Greenpeace celebrará en Trujillo la carrera popular “Nuclear Running Dead”.

Con el cesio en los talones

Entrada de blog por Raquel Montón | julio 21, 2016

Durante el pasado mes de febrero estuve en Japón justo cuando se cumplía el quinto aniversario del accidente nuclear de Fukushima . Estuve colaborando en el barco que llevó a cabo controles de radiación marina y en las investigaciones...

Greenpeace espera que el próximo Gobierno no reabra Garoña

Comunicado de prensa | julio 6, 2016 a las 12:07

• Las organización ecologista ofrece las claves para entender el futuro de la planta en un contexto de rechazo parlamentario a la reapertura

1 - 5 de 170 resultados.

Categorías