Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Las lecciones de Fukushima

Fukushima sufre desde 2011 las consecuencias del desastre nuclear que grabó a fuego el nombre de esta región en la mente del mundo entero Aunque su origen se fija en el gran terremoto del este de Japón y el subsiguiente tsunami, las causas principales del accidente nuclear se deben a fallos institucionales, con la influencia política y una legislación dirigida por la industria como telón de fondo.

Fukushima nunca más

Los responsables institucionales fallaron porque fueron incapaces de reconocer los riesgos que entraña un reactor, incapaces de reforzar las medidas de seguridad nuclear cuya deficiencia ya se conocía y, en última instancia, incapaces de proteger a la población y al medio ambiente.

Los problemas causados por el desastre de Fukushima continúan y algunos continuarán durante miles de años: hay radiación a niveles suficientemente altos como para plantear problemas de salud para las personas que siguen conviviendo a diario con esta contaminación, el agua contaminada está por todas partes y sin control sobre su ubicación, se está llegando al límite de capacidad para almacenar los residuos nucleares, la incógnita sobre los plazos para el desmantelamiento de la central persiste, no todos los evacuados tienen derecho a una indemnización…

La buena noticia es que Japón mantiene sus 48 reactores nucleares inoperativos desde septiembre de 2013. Si bien los reactores de Sendai así como los de Takahama, han recibido una autorización para su reapertura. Pero esto no significa que se pueda garantizar su seguridad, lo que de hecho está causando retrasos en que se haga efectiva esa reapertura.

Fukushima nunca más

La principal conclusión es que este desastre nuclear podría repetirse en cualquier central nuclear en el mundo,
y que la seguridad nuclear es una quimera porque en el mundo un accidente nuclear ha tenido lugar aproximadamente cada siete años, de promedio.

El desastre nuclear de Fukushima mostró, una vez más, el riesgo inherente a la energía nuclear y puso sobre la mesa los fallos del sistema. Políticos y organismos reguladores han ignorado su obligación de proteger a la población, y la industria nuclear no se ha hecho responsable del desastre.

Los mismos problemas sistemáticos se observan en todos los países con reactores nucleares, incluido España, con ocho reactores. Es un hecho que cualquier central puede fallar y poner millones de vidas en riesgo. Debemos superar la energía nuclear y reemplazarla por renovable.

Últimas actualizaciones

 

Las organizaciones ecologistas celebran el amplio consenso parlamentario para que...

Reportaje | diciembre 19, 2014 a las 14:16

Amigos de La Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/ BirdLife y WWF consideran un paso muy importante el amplio consenso parlamentario alcanzado ayer para que la central nuclear de Garoña permanezca cerrada de forma definitiva. Todos los...

Greenpeace lamenta que el Gobierno avale la prolongación del modelo nuclear en el 25...

Reportaje | octubre 17, 2014 a las 12:36

Con motivo del aniversario del accidente nuclear ocurrido el 19 de octubre de 1989 que obligó a clausurar la planta, Greenpeace se suma a la campaña "25 años accidente Vandellós I" y hace un llamamiento a la ciudadanía para que pida alto y claro...

Greenpeace recuerda al CSN que es imposible que Garoña alcance los actuales...

Reportaje | julio 31, 2014 a las 8:40

La organización ecologista denuncia la mala praxis del Consejo de Seguridad Nuclear al dar luz verde a un proyecto de licencia de más de diez años

Greenpeace y Ecologistas en Acción denuncian la falta de transparencia ante la...

Reportaje | julio 29, 2014 a las 13:24

Reclaman un Estudio de Impacto Ambiental ante la solicitud de ampliación de la vida útil de Garoña

13 - 16 de 68 resultados.

.

Categorías