Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Daniel Beltra, premiado por la Fundación del Príncipe Carlos

El fotógrafo español colabora con Greenpeace desde 1990

Reportaje - abril 17, 2009
Beltra usa la foto porque quiere trasmitir y hacer "recordar a la gente" la otra cara de la verdad: el avance del cambio climático y la destrucción humana de los bosques tropicales.

Daniel Beltra, premiado por la Fundación del Príncipe Carlos.El fotógrafo español colabora con Greenpeace desde 1990.Beltra usa la foto porque quiere trasmitir y hacer "recordar a la gente" la otra cara de la verdad: el avance del cambio climático y la destrucción humana de los bosques tropicales.

El fotógrafo español Daniel Beltra ganó el premio Prince's Rainforest Project (PRP) en la gala del festival de foto de Sony (SWPA, en inglés) que se celebró esta noche en el Palacio de Festivales de Cannes (sur de Francia).Este galardón, que es la primera vez que lo concede la Fundación del Príncipe Carlos de Inglaterra, financiará el proyecto que propuso en la convocatoria Beltra.

La intención del fotógrafo es tomar instantáneas del estado de las zonas tropicales de tres continentes, en concreto, del Amazonas, del Congo y de Borneo, que están en situación de peligro ecológico debido a la desforestación y la acción global del hombre.

Este galardón, según apuntó Daniel Beltra (Madrid, 1964), le dan la oportunidad de volcarse más en su pasión: la fotografía de medio ambiente. Por eso Beltrá vuelca su labor en Greenpeace desde 1990, con la firme intención e mostrar la "destrucción del medio ambiente en el planeta".Y, ante todo, lograr que la sociedad tome conciencia de la aniquilación de los recursos naturales que se produce, según él, en numerosos lugares del globo.

Esta devastación es la que mueve a este fotógrafo, que abandonó sus estudios universitarios de Biología, a coger la cámara y retratar imágenes que no dejan a nadie impávido, como la que muestra a miles de peces muertos en un río del Amazonas o a un mono totalmente quemado en una tala de árboles en ese bosque tropical.

Para Beltra, el poder para frenar este deterioro del medio ambiente no lo tienen los ricos sino cada uno de nosotros, es decir, que es el consumidor quien puede conseguir que todo cambie a través de sus "pasos diarios" como, por ejemplo, en la toma de conciencia aplicada a la compra de la comida o los muebles.

Su misión es la de "contar lo que está pasando", según él, por medio de sus fotos que son calificadas de documentales o fotoperiodismo, a pesar de que sus vistas aéreas debido a su belleza plástica "trasciendan esa denuncia".