Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Tras la campaña de Greenpeace, Nestlé dejará de utilizar aceite de palma procedente de la destrucción de los bosques tropicales

Greenpeace se alegra con esta decisión, que se produce 60 días después de que la organización ecologista iniciara una campaña para pedir a la multinacional que diera este paso

Reportaje - mayo 17, 2010
Greenpeace felicita a Nestlé, la mayor empresa mundial del sector de la alimentación, tras anunciar esta mañana en Singapur que dejará de utilizar materias primas que procedan de la destrucción de los bosques tropicales. La decisión se produce dos meses después del comienzo de una campaña de la organización ecologista que denunciaba la utilización de aceite de palma procedente de la deforestación en Indonesia para fabricar productos como la chocolatina KitKat (1).

Un bebé de orangután en una reserva de Indonesia. Numerosas especies han visto como los bosques donde habitaban han sido destruidos para la plantación de aceite de palma

"Estamos contentos con la decisión de Nestlé de dar un respiro a las selvas de Indonesia y llamamos a otros grandes consumidores de aceite de palma como Carrefour y Wal-mart a seguir este ejemplo",- ha declarado Miguel Ángel Soto, responsable de la Campaña de Bosques y Clima de Greenpeace España.

Desde el comienzo de la campaña de Greenpeace, cientos de miles de ciudadanos han comunicado a Nestlé que no quieren consumir productos relacionados con la destrucción de los bosques.La expansión de las plantaciones de palma aceitera y acacias para fabricar pasta de papel es la principal causa de destrucción de las selvas y turberas de Indonesia, hábitat de numerosas especies amenazadas como el orangután.

Nestlé se compromete a identificar y excluir de su cadena de suministro a aquellas empresas propietarias o gestoras de "plantaciones de alto riesgo y explotaciones implicadas con la deforestación". Esta exclusión se aplicaría a empresas como Sinar Mas -la mayor productora de aceite de palma y papel de Indonesia (2)-  si no cumplen con los criterios incluidos en la nueva política de Nestlé. También es aplicable a las relaciones de Nestlé con grandes distribuidores de aceite de palma, como Cargill, que continúa abasteciéndose de Sinar Mas.

"Nestlé envía un claro mensaje a los productores de aceite de palma y de papel como Sinar Mas: el mercado internacional no quiere tener nada que ver con la destrucción de los bosques. Es necesario que dejen de deforestar y que se imponga una moratoria a la expansión de plantaciones a costa de la destrucción de las selvas y las turberas", ha añadido Soto.- "Greenpeace seguirá de cerca que el compromiso de Nestlé se lleve a cabo".

El incremento de la demanda internacional de aceite de palma y papel está detrás de la expansión de las plantaciones de Sinar Mas. Por este motivo, Indonesia tiene una de las mayores tasas de deforestación mundial (3) y es el tercer país emisor de gases de efecto invernadero, después de China y Estados Unidos (4). El aceite de palma es utilizado como ingrediente en una amplia gama de productos de uso cotidiano, como el chocolate, la pasta de dientes, los cosméticos y, también, de los mal llamados "biocombustibles".

El anuncio hecho hoy se suma al que hiciera la semana pasada la empresa española Abengoa, líder en el sector de las energías renovables, que hizo público su rechazó al aceite de palma de Sinar Mas para la producción de biodiesel. "Greenpeace confía en que empresas como Acciona e Infinita Renovables hagan lo propio en breve", ha manifestado Soto.

Desde Indonesia, Bustar Maitar, de la campaña de Bosques de Greenpeace en el sureste asiático, ha pedido al gobierno de aquél país que frene urgentemente la deforestación y proteja las selvas y las turberas que constituyen enormes almacenes de carbono. "Para mantener la reputación del sector papelero y del aceite de palma, es necesario establecer una moratoria que suspenda la expansión de las plantaciones en zonas de selva y bosques de turbera. Greenpeace seguirá trabajando para hacer ver al Gobierno indonesio y a las industrias del aceite de palma y el papel que están siendo responsables de la destrucción de la biodiversidad y el agravamiento del cambio climático", ha apuntado Bustar Maitar.

Notas:

(1) http://www.greenpeace.org/espana/campaigns/bosques/kit-kat-take-action-2

La Huella del Crimen. Informe sobre la utilización por parte de Nestlé de aceite de palma procedente de Indonesia y su efecto devastador en las selvas del país, el clima y los orangutanes. http://www.greenpeace.org/espana/reports/100318-01

(2) La empresa Sinar Mas tiene un largo historial de incumplimiento de sus promesas en materia ambiental, tanto en el sector del aceite de palma como en el sector papelero. Tiene actualmente 406.000 hectáreas de plantaciones destinadas a la producción de aceite de palma y planea el desarrollo de 1,3 millones de hectáreas de nuevas plantaciones en el oeste de Papua y Kalimantan.

http://www.greenpeace.org/seasia/id/press/reports/new-evidence-sm-agm-Singapore Para más información se pueden consultar las imágenes y fotografías en el informe de Greenpeace de abril de 2010 'New Evidence Sinar Mas -- Rainforest and peatland destruction' en: http://www.greenpeace.org/international/press/reports/newevidence

(3) FAO 2005. Evaluación de los Recursos Mundiales (FRA).

(4) WRI 2008: Climate Analysis Indicators Tool (CAIT) Version 6.0 (Washington, DC: World Resources Institute) http://cait.wri.org

Categorías