Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Greenpeace pide a Zapatero que priorice la protección del Mediterraneo en sus conversaciones con Gadafi

La organización presenta un informe en Libia sobre la necesidad de Reservas Marinas

Reportaje - diciembre 16, 2007
En el marco de su campaña Salvemos el Mediterráneo la organización ecologista Greenpeace ha presentado esta mañana en Trípoli (Libia), a bordo del buque Arctic Sunrise, la versión árabe del informe Reservas Marinas para el Mar Mediterráneo.

Para asegurar las poblaciones de especies del Mediterráneo a largo plazo es imprescindible establecer una red de reservas marinas.

Especies mediterráneas. Greenpeace/Roger Grace

Delfines nadando en aguas mediterráneas. Greenpeace/ Nick Cobbing.

Tortuga en el mediterráneo. Greenpeace/ Nick Cobbing

Fondo marino mediterráneo. Greenpeace/ Roger Grace.

Estrella de mar en el Mediterráneo. Greenpeace/Roger Grace

Especies mediterráneas. Greenpeace/Roger Grace

Especies mediterráneas. Greenpeace/Roger Grace

Especies mediterráneas. Greenpeace/Roger Grace

En el informe Greenpeace propone la protección del 40% de la superficie del Mediterráneo para garantizar la preservación de los recursos naturales y su recuperación. En la actualidad menos del 1% del Mediterráneo se encuentra protegido.

La presentación del informe en Tripoli (Libia) coincide con la visita de Gadafi a España para firmar diversos acuerdos comerciales. Greenpeace demanda a Zapatero que priorice la protección del Mediterraneo en sus conversaciones, para que las nuevas infraestructuras planeadas no se hagan a costa del medio ambiente del litoral mediterráneo. Para ello Greenpeace plantea la creación de una red de Reservas Marinas.

"El establecimiento de una red de reservas marinas cuyo objetivo sea la conservación de los recursos es la forma mas eficaz de evitar el agotamiento definitivo del mar y de sus especies." ha declarado Juan López de Uralde, Director de Greenpeace España, a bordo del Arctic Sunrise.

Uno de los asuntos claves en la relación bilateral es la cuestión de la pesquería del atún rojo. Según los datos de Greenpeace las altas capturas de atún rojo están llevando a esta especie hacia su extinción. En sólo veinte años la población en el Mediterráneo se ha reducido en un 80% debido a la sobrepesca. Greenpeace ha demostrado recientemente que las capturas son muy superiores a las cuotas ya de por si abusivas.