Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Medio Ambiente permite la destrucción de la costa de Granadilla

Las obras del puerto de Granadilla siguen sin contar con financiación y la Comisión Europea continúa investigando las infracciones ambientales

Reportaje - septiembre 21, 2004
Greenpeace ha denunciado que tanto el Ministerio de Medio Ambiente como la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias están permitiendo la destrucción de las praderas submarinas más valiosas de toda la isla de Tenerife, los sebadales, al permitir el dragado de los fondos marinos en la zona donde se planea construir el Puerto Industrial de Granadilla.

Costa de Granadilla, Tenerife

Desde hace unas semanas, se están produciendo acumulaciones de rocas procedentes de una cantera cercana en la zona donde se planea ubicar el puerto. Simultáneamente, varios barcos están dragando el área, provocando una gran turbidez y destruyendo los fondos marinos.

A pesar de los daños a los sebadales, que proporcionan cobijo y alimento a cientos de especies de peces y tortugas marinas, ni desde la Viceconsejería de Medio Ambiente, ni desde el Ministerio de Medio Ambiente se está haciendo nada para impedir esta destrucción.

"Sabemos que la Vicencosejera de Medio Ambiente nunca se ha preocupado por la costa de Granadilla, pero nos preocuparía mucho que el Ministerio de Medio Ambiente continuara permitiendo la misma política de hechos consumados del pasado", ha declarado María José Caballero, de la Campaña de Océanos de Greenpeace.

Es obligatorio recordar que las obras del puerto de Granadilla carecen de financiación europea, pero a pesar de ello fueron licitadas por parte de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, quien incurrió en una ilegalidad, ya que la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas, en su artículo 62 señala como causa de nulidad de una contratación "la carencia o insuficiencia de crédito".

Por otra parte, la Comisión Europea sigue estudiando la Queja presentada por Greenpeace referida a los graves incumplimientos de tres directivas ambientales europeas. La organización ecologista ha tenido conocimiento de que la Comisión solicitó a comienzos de agosto un nuevo informe al Estado español sobre los daños que causará la obra, que destruirá más de 10 kilómetros de costa en perfecto estado de conservación. El Gobierno tiene hasta finales de octubre para contestar a los requerimientos planteados por Europa. Además, sigue adelante la querella presentada por Greenpeace contra la Viceconsejera de Medio Ambiente, Milagros Luis, por presunta prevaricación en la tramitación ambiental del proyecto del puerto.

A pesar de la posición de la Ministra de Medio Ambiente en contra del puerto, los hechos apuntan en sentido contrario, desde su propio Ministerio no se están dando los pasos necesarios para parar la mayor barbaridad ambiental que actualmente amenaza los 8.000 km de costa española. De hecho el Ministerio de Fomento solicitó a finales de junio una partida presupuestaria para financiar las obras del puerto de Granadilla con fondos europeos.

El Ministerio de Medio Ambiente debe mostrar su firme compromiso con la conservación de la costa, no sólo con palabras, sino con hechos" añadió Caballero.

¡Hazte Socio de Greenpeace!

Greenpeace es una organización independiente, que no acepta donaciones ni presiones de gobiernos, partidos políticos o empresas y cuya actividad depende exclusivamente de las aportaciones voluntarias de socios y simpatizantes. Si quieres ayudar a Greenpeace, hazte socio ahora