Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Greenpeace pide al ministro Cañete que contribuya a mejorar el posicionamiento de la UE en Doha

La organización recuerda que la falta de acuerdo europeo sobre temas esenciales está poniendo en riesgo la posición de la UE en estas negociaciones

Reportaje - diciembre 5, 2012
Con la llegada del ministro Cañete a la cumbre climática de Doha, Greenpeace recuerda el papel clave que la Unión Europea (UE) tiene en esta negociación, especialmente en lo que respecta a la firma de un segundo compromiso del Protocolo de Kioto.

miércoles, 05 de diciembre de 2012

Greenpeace se reunirá con el ministro y la delegación española esta tarde, y le pedirá que trabaje para que ese segundo compromiso tenga reglas estrictas que garanticen la integridad ambiental del acuerdo, así como establecer un programa de trabajo, post 2012, para aumentar los compromisos de reducción de emisiones.

Greenpeace considera fundamental que el llamado “aire caliente” no se traspase al acuerdo global. Para ello la UE ha de posicionarse a favor de la limitación del uso y la posterior cancelación de los derechos de emisión sobrantes del primer periodo de compromiso del Protocolo de Kioto, que son 13.000 millones de toneladas de CO2 (dos veces y media las emisiones de Europa).

Respecto a Polonia, que está bloqueando el consenso europeo, Greenpeace insiste en la necesidad de que la UE se comprometa a apoyar a este país en la organización de la próxima cumbre. Pero también es esencial que Polonia demuestre que puede abordar el reto de presidirla, algo que, según Greenpeace, solo es posible mostrando flexibilidad y capacidad de compromiso en Doha.

“El acuerdo climático que se firme en 2015 debe basarse en la reducción efectiva de emisiones y diseñarse en un ambiente en el que los países más progresistas tengan poder en la negociación. Ambas cosas están en juego estos días en Doha, por eso le pedimos al ministro Cañete que se implique activamente en posicionar a la UE del lado de los países más vulnerables en esta cuestión” ha declarado Aida Vila, responsable de la campaña Cambio climático de Greenpeace presente en Doha.

Greenpeace recuerda que la UE ha llegado a la cumbre con un compromiso de reducción de emisiones ya alcanzado, el 20%, y sin una posición unitaria en temas clave en la negociación. En este sentido, la organización reitera la importancia de alcanzar un compromiso político europeo al más alto nivel, en el que se incluya el aumento del compromiso de reducción de emisiones al 30% y la cancelación del aire caliente al final del segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kioto, como muestra de que la UE es aún merecedora del apoyo de los países más vulnerables en esta negociación.

Según Greenpeace, si la UE es incapaz de alcanzar este acuerdo puede perder las alianzas con los países más vulnerables, algo que no solo es peligroso para esta cumbre que se celebra en Doha, sino que puede determinar el resultado de las negociaciones de cara al acuerdo global.

“La UE corre el riesgo de dinamitar los puentes trazados con los países más vulnerables en la cumbre del año pasado que son los que están evitando hasta el momento que se repita un escenario como el de la cumbre de Copenhague en el que China y Estados Unidos ignoren a la UE y establezcan, mano a mano, el acuerdo final”, ha añadido Vila.
Como salvar el clima y la economía. Demandas de Greenpeace para la decimoctava conferencia de Naciones Unidas sobre cambio climático

Categorías