Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Activistas de Greenpeace bloquean el acceso al Consejo de Pesca de la UE en Luxemburgo

La organización ecologista denuncia que los ministros han alcanzado un acuerdo que bloquearía cualquier posibilidad de negociación para mejorar la PPC

Reportaje - junio 12, 2012
Medio centenar de activistas de Greenpeace han bloqueado esta mañana el acceso al edificio del Consejo de Pesca de la Unión Europea en Luxemburgo, para instar a los ministros del ramo allí reunidos a que reconsideren el acuerdo al que han llegado a puerta cerrada y que supondría el bloqueo de las posibilidades de negociación para mejorar la Política Pesquera Común (PPC). Los activistas se han atado a boyas y a una raspa de pescado gigante, y portaban además pancartas con el mensaje "Ministros de la UE, parad la sobrepesca".

viernes, 26 de noviembre de 2010

Inexplicablemente, la Presidencia danesa de la Unión Europea (UE) ha propuesto un acuerdo (aceptado en Consejo de Pesca) que supondría bloquear las negociaciones y que reduciría casi a cero el margen de mejora de la PPC para los próximos diez años. Este acuerdo significaría además un incumplimiento de las normas comunitarias, ya que impediría que el Parlamento expresara su posición sobre este asunto, a pesar de que tiene derecho a opinar incluso antes que el Consejo y de que también en el proceso de revisión de las normas pesqueras de la UE.

El documento consensuado por los ministros está lleno de inconcreciones y vaguedades y dejaría la PPC casi igual a como está ahora. Así, reconoce que son necesarios planes de acción para reducir la sobrecapacidad de la flota europea pero no define plazos para reducir la potencia pesquera a niveles sostenibles y no hay ningún compromiso por parte de los ministros para adoptar medidas sobre la flota que más contribuye a la sobrepesca, algo que perjudicará a las flotas más sostenibles.

El acuerdo también reconoce la necesidad de una eliminación progresiva de los descartes, pero los plazos y las medidas para lograrlo no quedan claros. Además, el acuerdo obvia por completo una transición hacia la sostenibilidad de las pesquerías, lo que cambiaría muy poco la forma en la que opera la industria pesquera en la actualidad.

"Los ministros actúan de forma irresponsable y ponen en peligro el futuro de nuestros océanos. El acuerdo al que han llegado permitiría a la pesca industrial continuar con la sobrepesca, subvencionada con millones de euros de nuestros impuestos, durante los próximos diez años", ha declarado Celia Ojeda responsable de océanos de Greenpeace. "No podemos permitir que esto suceda y por eso queremos que encuentren el coraje para detener la pesca destructiva y favorecer la pesca sostenible".

Greenpeace entiende que con este acuerdo, los ministros han acordado bloquear la oportunidad de recuperar los océanos, a través de la reforma de la Política Pesquera Común. "Este acuerdo demuestra para quién quieren reformar la PPC los ministros" ha añadido Ojeda "por eso demandamos al ministro Arias Cañete que rechace este acuerdo y que durante los próximos seis meses trabaje para tomar medidas razonables como recuperar las poblaciones de peces y reducir la capacidad de la sobredimensionada flota española. Cañete debería pensar en el 80% de la flota, la artesanal, y proteger a los pescadores y a los océanos".

Categorías