Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Greenpeace despliega una pancarta en una tienda de Zara en Madrid para pedir la eliminación de los tóxicos en su producción

Tras presentar un informe que detecta sustancias tóxicas en la ropa de Zara, Greenpeace pide a Inditex que elimine los tóxicos en su cadena de producción y en sus productos

Reportaje - noviembre 21, 2012
Esta mañana escaladores de Greenpeace han desplegado una gran pancarta en la fachada de la tienda de Zara en la madrileña calle de la Princesa con el mensaje "Zara, únete a la moda sin tóxicos".

 
Mientras tanto, otro grupo de activistas, vestidos como maniquíes, se han situado frente a la entrada del edificio para pedir al grupo Inditex que se comprometa a eliminar los tóxicos de su cadena de suministro y de sus productos.

Greenpeace,dentro de su campaña Detox, reclama a Inditex que acepte un compromiso creíble con el medio ambiente para eliminar el uso y vertido de sustancias químicas peligrosas en todo su proceso productivo para el año 2020. Además, la organización ecologista exige a la empresa transparencia y que divulgue toda la información de los vertidos de sus proveedores.

"Es importante que las empresas de moda reconozcan el grave problema de contaminación del agua que provoca el modelo de producción textil actual, que asuman su responsabilidad al respecto y que tomen medidas urgentes para combatirla. La moda tiene que dejar de costarle tan caro al planeta", ha declarado Sara del Río, responsable de la campaña de Tóxicos de Greenpeace España.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Ayer, Greenpeace publicaba el informe Puntadas Tóxicas. El lado oscuro de la moda, en el que presentaba el resultado de unos análisis de 141 prendas de ropa de 20 marcas de moda internacionales diferentes.Las prendas de Zara contienen sustancias químicas que, tras verterse al agua, se transforman en otras que pueden provocar alteraciones en el sistema hormonal o, incluso, causar cáncer. De esta manera, la producción de Inditex contribuye a la contaminación del agua tanto en los países donde se fabrican sus prendas como en los que se compran.

"Inditex es una gran empresa española que ha revolucionado el mundo de la moda con su modelo de producción.Greenpeace pide que, al igual que pueden diseñar, fabricar y llevar hasta las tiendas una prenda en solo 15 días, utilicen su velocidad para dar una respuesta urgente y contundente a la contaminación que generan y ayuden a "limpiar" la industria de la moda", ha añadido Sara del Río.

Greenpeace lanzó por primera vez el desafío Detox en 2011 a diferentes empresas del sector textil. En la actualidad siete empresas ya lo han aceptado. Las empresas de ropa deportiva Nike, Adidas, Puma y Lining, junto a las minoristas de moda H&M, C&A y Mark & Spencer, ya se han comprometido a "descontaminar" su cadena de suministro para 2020, demostrando que la moda sin contaminación es posible.

Categorías