Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Greenpeace lamenta que España encabece la defensa de la sobrexplotación de los océanos en Europa

España logra que el Consejo de Ministros europeos apruebe un sistema ayudas que apuesta por la sobrepesca para el periodo 2014-2020

Reportaje - octubre 24, 2012
Greenpeace lamenta las malas noticias salidas del Consejo de Ministros de Pesca de la Unión Europea (UE) que ha aprobado la tesis defendida por España y apoyada por Francia para que se prioricen los intereses económicos de la industria pesquera a corto plazo frente a las políticas de gestión sostenible y de recuperación de las pesquerías.

lunes, 17 de octubre de 2011

En los acuerdos finales alcanzados para el Fondo Europeo Marítimo y Pesquero (FEMP) para el periodo de 2014–2020, los perdedores han sido países como Reino Unido, Países Bajos, Suecia o Alemania, que han intentado que estas ayudas fueran destinadas a la pesca sostenible. En total se gastarán 6.500 millones de euros procedentes de los impuestos de los europeos.

La organización ecologista internacional se pregunta qué sucederá con el futuro de los océanos cuando Europa decide apostar por la modernización de los buques y motores de una flota pesquera con una capacidad sobredimensionada que ya puede capturar dos o tres veces más la cantidad de pescado sostenible y que están agotando los caladeros.

"Los océanos están sobreexplotados. Hay demasiados barcos para tan poco pescado, lo que implica que la flota europea está sobredimensionada. Por esto, no tiene ningún sentido que Europa continúe subsidiando a la flota de gran tamaño de la UE”, ha declarado Celia Ojeda, responsable de la Campaña de Océanos de Greenpeace. “Esto es ridículo, es como pagar a alguien que te roba. Aun así, lo peor es que la flota industrial, la que causa mayores daños en los océanos, es la que recibirá la mayor parte de este dinero, en lugar de apoyar la pesca sostenible y proteger la vida marina, además de  mejorar la recolección de datos sobre poblaciones pesqueras y un mejor control de la flota”.

Los ministros también han alcanzado un acuerdo para ampliar las ayudas al desguace y otras medidas como subvencionar los ceses temporales, medidas que según Greenpeace considera solo funcionarán si se dirigen hacia la flota más destructiva y de gran tamaño, por lo que pide que los armadores y/o empresas que reciban fondos para este fin no puedan invertir en nuevos buques pesqueros.

Hasta ahora, el 70% del dinero empleado en la gestión de las pesquerías ha sido utilizado para construir barcos nuevos, muchos de los cuales después fueron también modernizados (1). Datos recientemente publicados muestran que entre 1994 y 2006 Europa gastó más de 266 millones de euros para construir y modernizar su flotas industriales de pesca., España (83 %), Francia (8 %), Portugal (4 %), Alemania (3 %) y Reino Unido (0,1 %).

Nota:
(1) Un informe con tablas y datos sobre subsidios pesqueros fue publicado por la Comisión Europea solo después de una solicitud de información. Algunos de estos datos se pueden consultar

Categorías