Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Greenpeace advierte de la amenaza de cultivos transgénicos tolerantes a herbicidas en Europa

Una de las consecuencias de estos cultivos transgénicos es el desmesurado aumento del uso de herbicidas y el incremento de los costes para los agricultores

Reportaje - octubre 29, 2012
En un informe presentado hoy, y desarrollado para Greenpeace por el célebre economista agrícola Dr. Charles Benbrook, la organización ecologista denuncia que 26 cultivos transgénicos están a la espera de autorización para cultivo en la Unión Europea, de éstos, 19 han sido modificados genéticamente para ser tolerantes a herbicidas.

lunes, 29 de octubre de 2012

El informe "Cultivos tolerantes al glifosato en la UE" (1) pronostica un incremento de más del 800% en el uso de glifosato, herbicida no selectivo y de amplio espectro, si se empiezan a autorizar estos cultivos en la Unión Europea. Este informe, el primero de estas características para Europa, surge en un momento crucial puesto que las autorizaciones podrían comenzar a principio de 2013.

En la presentación del informe, hoy en Madrid, han asistido dos agricultores estadounidenses, Wes Shomyer y Wendel Lutz, protagonistas del documental "Growing doubt" (2) y que están realizando un tour por toda Europa explicando su experiencia con este tipo de cultivos transgénicos.

"Sí la Comisión Europea sigue los pasos de EE.UU y autoriza el cultivo de variedades modificadas genéticamente para ser tolerantes a herbicidas la agricultura europea podría verse irremediablemente dañada", ha declarado Luís Ferreirim, responsable de la campaña de Agricultura de Greenpeace España. "La Comisión Europea debe tener en buena cuenta este informe, debe rechazar la solicitud de autorización de éstos cultivos y reforzar sustancialmente la evaluación de riesgos de todos los transgénicos" prosigue Ferreirim.

El informe se basa en la sólida experiencia de los agricultores en EE.UU, donde el uso de glifosato asociado a los cultivos transgénicos tolerantes a herbicidas y sus efectos se han documentado para hacer una estimación para Europa en el período de 2012 a 2025. La atención se centra en tres cultivos: maíz, soja y remolacha azucarera.

Cabe destacar la previsión de aumento de uso de glifosato en el cultivo de maíz, el más importante y extendido en Europa. Si los agricultores europeos adoptan los cultivos transgénicos tolerantes a herbicidas a la misma velocidad que los agricultores estadounidenses el uso de glifosato se vería incrementado en más de un 1.000% en 2025.

Los agricultores estadounidenses han caído en un círculo vicioso del cual son incapaces de salir, puesto que la adopción masiva de estos cultivos ha derivado en la aparición de casi dos docenas de plantas resistentes al glifosato, sin duda el talón de Aquiles de estos cultivos, lo que dificulta enormemente su actividad y aumenta los ya elevados costes asociados a las semillas transgénicas.

En Europa si existe un país que debe estar en alerta máxima es España. España es el país de Europa con más plantas resistentes al glifosato, habiéndose documentado cinco especies que han desarrollado esta resistencia, y esto antes de que se autoricen los cultivos transgénicos tolerantes a herbicidas.

"En España existe ya un "caldo de cultivo" con cinco especies resistentes al glifosato, que se podrían establecer rápidamente en los campos sembrados con semillas transgénicas tolerantes a herbicidas. Si se autorizan estos cultivos en la UE, los principales y primeros perjudicados serían los agricultores españoles, que verían subir los costes asociados a su actividad en un corto período de tiempo. Esta situación desaconseja totalmente la adopción de estos cultivos por parte de los agricultores españoles", añade Luís Ferreirim. "Ya hemos visto lo que ha pasado en las comunidades agrícolas de Argentina y EE.UU. Sería poco inteligente no aprender del mal ajeno y repetir los mismos errores", concluye.

En el negocio de los transgénicos solo hay unos pocos beneficiarios y son las multinacionales biotecnológicas. Sus ingresos crecen exponencialmente con la venta de semillas transgénicas y herbicidas asociados, más aún cuando los agricultores se vuelven esclavos de esta tecnología y no encuentran otras opciones en el mercado de semillas.

Notas:
(1)  informe en inglés:

Resumen del informe en castellano:

(2)  Documental:

Categorías