Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Greenpeace rechaza el traspaso de las primas renovables a los presupuestos del Estado

La enmienda sorpresa del PP tiene como objetivo acabar con la competencia renovable para complacer a las compañías eléctricas

Reportaje - octubre 30, 2012
Greenpeace rechaza rotundamente la propuesta del Partido Popular de traspasar a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) parte de las primas de apoyo a las energías renovables.

jueves, 24 de febrero de 2011

La propuesta ha sido introducida como enmienda por el Grupo Parlamentario Popular al Proyecto de Ley de medidas fiscales para la sostenibilidad energética elaborado por su mismo Gobierno.

Según Greenpeace, la única razón para que las primas de apoyo a las energías renovables se traspasen a los PGE es aumentar la inseguridad jurídica que padecen las energías limpias, y con ello dar un paso más en el desmantelamiento del sistema de apoyo a las renovables que logró colocar a España como líder mundial del desarrollo de estas energías.

La organización ecologista considera que, tras la moratoria impuesta a principios de este año por el RDL-1/2012, que dejaba sin apoyo cualquier nuevo proyecto de energías renovables, la pretensión de traspasar a los PGE el 38% de las primas que reciben las instalaciones que ya están en operación sometería a estas inversiones a la incertidumbre política de cada año sobre las partidas que finalmente se incorporasen o no en los Presupuestos con este destino.

Para Greenpeace, los únicos beneficiarios de esta política de desmantelamiento del tejido renovable español son las grandes eléctricas, que no consiguen ganar tanto dinero como pensaban con sus centrales térmicas de gas, ya que éstas funcionan menos horas porque tiene prioridad la generación renovable, más  limpia y barata, situación que se ha agudizado con la bajada de la demanda por la crisis económica. Según la organización, no es sorprendente que la enmienda del PP haya sido apoyada por los mismos que la han inspirado: el presidente de Unesa, que declaró que le parecía “perfecto”, y el presidente de Iberdrola, que declaró que “tenemos el Gobierno más profesional desde la transición”.

“El Gobierno del PP es el gran aliado de las eléctricas en su guerra contra las renovables”, ha declarado José Luis García Ortega, coordinador del área de Cambio Climático y Energía de Greenpeace. “Así se entienden las declaraciones de los presidentes de Iberdrola y de Unesa alabando al Gobierno”.

Greenpeace advierte de que el déficit de tarifa no se va a evitar con esta medida, y se pregunta qué excusa pondrán el año que viene cuando sigamos teniendo que pagar en las tarifas eléctricas el déficit y una energía cada vez más cara, sin que puedan echar la culpa a las renovables.

Para Greenpeace, si se quiere aliviar el déficit de tarifa, lo primero es ir a sus causas, que nada tienen que ver con las renovables. Pero sí que se puede aliviar el déficit eliminando, reduciendo o trasladando a los PGE partidas que actualmente se cargan a los consumidores de electricidad, como las subvenciones a la quema de carbón, las subvenciones a las construcción de centrales térmicas (pagos por capacidad), las subvenciones a las centrales térmicas insulares, las subvenciones a las incineradoras, los pagos a las eléctricas por centrales nucleares que nunca construyeron... Otra medida que reduciría el déficit tarifario sería un verdadero “céntimo verde”, que repartiese el apoyo a las energías limpias entre todos los consumidores de energía, tanto si la consumen en forma de electricidad como si lo hacen en forma de combustibles.

La enmienda sorpresa del PP empeora aún más el proyecto de ley mal llamado de “sostenibilidad energética”. Como alternativa, Greenpeace ha presentado, junto con WWF España, Ecologistas en Acción, SEO Birdlife, Amigos de la Tierra y CC.OO., a través del Grupo Parlamentario de La Izquierda Plural, una enmienda a la totalidad con una propuesta de Ley de fiscalidad ambiental.

Categorías