Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Greenpeace denuncia que Enresa ignora las nuevas recomendaciones de seguridad nuclear en los riesgos del diseño del ATC

La organización señala que el proyecto excluye los riesgos del impacto de avión, las inundaciones, los huracanes y tornados y los sucesos producidos por el hombre en sus inmediaciones

Reportaje - abril 5, 2013
Tras las intensas lluvias de los últimos días y el desbordamiento del cauce del río Zanacar a su paso por Villar de Cañas, lugar donde se quiere ubicar el Almacén Temporal Centralizado de residuos nucleares (ATC), se ha producido un gran interés por los riesgos de esta instalación nuclear. El riesgo geomorfológico, reconocido por ENRESA en el pliego de condiciones para la licitación de las obras del ATC, no es él único.

ENRESA excluye además de las inundaciones, los impactos de aviones, los huracanes y tornados, y los  sucesos producidos por el hombre en sus inmediaciones

"El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) debe tomar inmediatamente medidas y anular este pliego de condiciones que ignora la seguridad nuclear", ha declarado Raquel Montón, responsable la campaña Nuclear de Greenpeace España.

Greenpeace recuerda que tras el accidente nuclear de Fukushima se están realizando, por mandato de la Unión Europea, unas pruebas de resistencia a las instalaciones nucleares y entre los requisitos están la revisión de impactos de aviones, inundaciones, y eventos meteorológicos. Todos estos sucesos están excluidos en el pliego de condiciones de ENRESA, según se constata en tabla 3-8 de clasificación preliminar de los sucesos no considerados en la base de diseño del mencionado documento.

Los Gobiernos europeos solicitaron pruebas de resistencia (stress tests) en sus centrales nucleares tras el desastre de Fukushima en Japón, y están evaluando los resultados presentados en junio de 2012. Estas pruebas de resistencia son  revaloraciones dirigidas sobre los márgenes de seguridad de las instalaciones  nucleares, y entre otros, los sucesos excluidos en el pliego de condiciones de ENRESA.  

Durante el proceso de las pruebas de resistencia, que sigue abierto, el CSN ha publicado informes, evaluaciones y un plan de acción para reevaluar y corregir parte de las deficiencias de las instalaciones nucleares en funcionamiento, precisamente la semana que viene se reunirán a nivel europeo la semana que viene con este propósito.

"Es inadmisible que se planee construir una instalación para albergar residuos nucleares sin tener en cuenta el mandato del CSN, del Parlamento, de la Comisión Europea, y las lecciones aprendidas tras Fukushima"  concluye Montón.

Categorías