Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Greenpeace desvela un informe que señala a Endesa como responsable de la muerte prematura de más de 300 personas cada año en España

Greenpeace pide la supresión de las ayudas al carbón y la creación de nuevos impuestos ante el fracaso del sistema europeo de comercio de emisiones

Reportaje - abril 16, 2013
Greenpeace ha hecho público un informe europeo que revela los impactos económicos y sanitarios causados por la generación de electricidad con carbón de Enel-Endesa. El informe, Enel hoy y mañana. Los costes ocultos del camino del carbón (1), cuantifica en 313 las muertes prematuras causadas anualmente por las centrales térmicas de carbón que Enel-Endesa tiene en España.



El informe coincide con la comparecencia ante la Comisión de Cooperación del Congreso de los diputados de José Casas Marín, director de Responsabilidad Social Corporativa de Endesa y con la votación celebrada en el Parlamento Europeo sobre el mercado de derechos de emisión.

El informe, hecho público hoy por la organización ecologista, ha sido realizado por SOMO (Centre for Research on Multinational Corporations) y en él se han calculado los impactos tanto para la salud como económicos que provocan las centrales térmicas de carbón de Enel-Endesa en Italia y en el resto de Europa. Uno de los aspectos más preocupantes, cuantificados por SOMO, es el número de muertes prematuras causadas por la contaminación atmosférica de estas plantas. El método de cálculo usado es el empleado en  la Unión Europea por la Agencia Europea de Medio Ambiente para sus informes sobre la contaminación del aire y la producción industrial.

En el caso español, el informe presenta el desglose anual de muertes prematuras y costes totales  debido a las   cuatro mayores centrales térmicas de Endesa:

  • Central térmica de Andorra-Teruel (96 muertes y 302.543.958 €),
  • Central térmica de Compostilla-León (52 muertes y 199.222.231 €),
  • Central térmica de As Pontes-A Coruña (54 muertes y 292.831.796 €)
  • Central térmica de Carboneras-Almería (111 muertes y 423.308.081 €).


“Esperamos que Endesa no justifique  hoy, en el Congreso, los datos aportados por Greenpeace, sino que explique  qué medidas urgentes piensa tomar la empresa para remediar esta gravísima situación”, ha declarado Julio Barea, responsable de Energía y Cambio Climático de Greenpeace.

De entre las sustancias tóxicas y gases contaminantes o de efecto invernadero que produce la quema de carbón en centrales térmicas, el informe cuantifica las siguientes: PM10, PM2.5, NOx, SOx, CO2, ozono). En el caso de las partículas pueden provocar enfermedades como la neumonía y el cáncer.

Reacción a la votación en el Parlamento Europeo (mercado emisiones):

Tras la votación que ha tenido lugar hoy en el Parlamento Europeo, en la cual se ha rechazado, por un estrecho margen, la retirada de derechos de emisión del mercado europeo (ETS en sus siglas en inglés), Greenpeace considera que la estabilidad del sistema europeo de comercio de emisiones ha quedado en entredicho. Mientras no se resuelva el exceso de derechos de emisión disponibles en el ETS no se logrará su objetivo de disuadir a los contaminantes y promover una producción más limpia. Los precios extremadamente bajos del CO2 han perjudicado la credibilidad del ETS y han favorecido las opciones más contaminantes de producción energética como es el carbón.

Según el director de política climática de Greenpeace en la Unión europea, Joris den Blanken: “La votación de hoy es un fracaso histórico. Actualmente, el mercado de carbono no logrará frenar la construcción de ninguna planta de carbón. Mientras la UE no tome decisiones firmes sobre el mercado de emisiones, son los Estados miembros quienes deberán legislar en este vacío legal, como son los impuestos sobre el uso del carbón y el abandono de la quema de carbón”.


Categorías