Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Greenpeace celebra que el Parlamento Europeo apoye una reforma de la PPC que la haga más sostenible

Una histórica votación en el Europarlamento en Estrasburgo abre la puerta a la recuperación de las poblaciones de peces europeas

Reportaje - febrero 6, 2013
Greenpeace celebra que los miembros del Parlamento Europeo hayan apoyado las medidas para reducir la presión de pesca para el año 2015 (con 502 votos a favor por 137 en contra), lo que permitiría que las poblaciones de peces se recuperen a niveles sostenibles.



En una histórica decisión los parlamentarios europeos han apoyando una reducción del tamaño de la flota pesquera de la Unión Europea y de su capacidad de captura, en línea con el estado de los stocks pesqueros, la eliminación de los descartes y el rendimiento máximo sostenible. El Parlamento también ha aprobado normas para prohibir que la flota de la UE cause sobrepesca en aguas de terceros países y para favorecer la pesca sostenible (con el apoyo a los comités de cogestión con la participación de los pescadores) y el acceso preferente a los recursos para la pesca de pequeña escala y bajo impacto.

"Esta votación marca un cambio trascendental para acabar con la sobrepesca y es una prueba de determinación del Parlamento para defender los intereses generales. Los Gobiernos nacionales que se interponen en el camino de la reforma, como España y Francia, se encuentran con más dificultades para actuar como representantes de un puñado de poderosas empresas, sin preocuparse por el bienestar a largo plazo de los océanos y de la mayoría de los pescadores ", ha declarado Celia Ojeda, responsable de la campaña de Océanos de Greenpeace.

Se trataba de la primera vez que al Parlamento Europeo se le permitía tener voz y voto en el proceso legislativo de la reforma de la Política Pesquera Común (PPC) de la Unión Europea (UE) desde que obtuvo nuevos poderes como colegislador en virtud del Tratado de Lisboa en 2009. La Presidencia irlandesa de la UE se ha comprometido a concluir las negociaciones sobre la reforma de la Política Pesquera Común para el mes de junio.

“Después de décadas de sobrepesca, por el impacto de una flota europea, sobredimensionada y fuertemente subvencionada, las potencias pesqueras, entre ellas España y Francia, son ahora los principales obstáculos para obtener una reforma de la pesca a nivel global”, ha añadido Ojeda.

Las políticas pesqueras actuales han favorecido la pesca destructiva, las operaciones a gran escala, dando lugar a un crecimiento insostenible de la capacidad pesquera de la flota de la UE, que a su vez ha propiciado la sobrepesca. Mientras que se ha favorecido a los buques más potentes y más destructivos que capturan la mayoría de los peces, los pequeños barcos de pesca, la pesca de bajura, artesanal y sostenible, que representa alrededor del 80% del sector pesquero en Europa y en España y que por lo general causan menos daño ambiental, se ha visto ignorada por las políticas pesqueras. En noviembre de 2012, los pescadores artesanales de toda Europa firmaron una declaración conjunta llamando a una reforma equitativa de la política pesquera común.

Categorías
Etiquetas