Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Greenpeace celebra un gran acuerdo para la protección de las selvas de Indonesia

La papelera Asia Pulp & Paper se compromete a poner fin a la destrucción de los bosques para la fabricación de papel

Reportaje - febrero 5, 2013
Greenpeace ha dado la bienvenida al compromiso anunciado hoy por el gigante papelero Asia Pulp & Paper tras más de una década de campañas ecologistas y negociaciones focalizadas en detener la deforestación en Indonesia producida por la demanda de madera para producir papel. Greenpeace considera que el anuncio de esta papelera constituye un paso importante para poner fin a este conflicto.


Asia Pulp & Paper, uno de los mayores productores de papel del mundo, acaba de anunciar una nueva "Política de Conservación de los Bosques" que, en caso de ser implementada, podría significar el fin de una larga y conflictiva historia de destrucción forestal.

"Greenpeace felicita a Asia Pulp & Paper por su compromiso de poner fin a la deforestación. Lo que verdaderamente celebramos son los cambios que esperamos que ocurran en las selvas y en las comunidades, por lo que Greenpeace estará atento y realizará un seguimiento de este acuerdo. Si Asia Pulp & Paper aplica plenamente su nueva política, esto supondrá una disminución de las tasas de deforestación en Indonesia", ha declarado Bustar Maitar, responsable de la campaña de Bosques de Greenpeace en Indonesia.

Las selvas tropicales de Indonesia son el hogar de miles de comunidades indígenas y es un hábitat clave para especies en peligro de extinción como el tigre de Sumatra. Junto al sector del aceite de palma, el gobierno de Indonesia ha identificado a la industria papelera como una de las causas principales de la destrucción de sus bosques.

Este giro en la política de Asia Pulp & Paper es el resultado de años de presión de distintas ONG indonesias e internacionales que han denunciado la responsabilidad de esta empresa en la destrucción a gran escala de las selvas tropicales, incluidas zonas de especial relevancia para el modo de vida de las comunidades locales o críticas para la supervivencia de la fauna salvaje.

Greenpeace ha trabajado durante los últimos años para transformar el sector del pasta y papel en Indonesia, investigando sobre el terreno los impactos de las operaciones forestales de Asia Pulp & Paper unido a campañas públicas en las que se ha expuesto la vinculación de grandes marcas internacionales con los productos papeleros que provenían de Asia Pulp & Paper.

Como consecuencia de la presión internacional de estas campañas, muchas marcas internacionales han suspendido sus contratos con esta papelera y han adoptado nuevas políticas para luchar contra la deforestación en sus cadenas de suministro. El número de empresas que han mostrado su rechazo a Asia Pulp and Paper son más de 100, entre las que se incluyen marcas como Adidas, Kraft, Mattel, Hasbro, Nestlé, Carrefour, Staples y Unilever. En España, editoriales como Random House Mondadori, fabricantes como Unipapel, imprentas como Gráficas Estella o grandes almacenes como El Corte Inglés han rechazado en los últimos años mantener negocios con Asia Pulp & Paper.

Este nuevo compromiso se produce en un momento crucial para los bosques de Indonesia, ya que la moratoria de dos años sobre la deforestación que decretó el presidente Yudhoyono en 2011 expiará en mayo de este año.

"Instamos al gobierno de Indonesia a que aproveche este paso adelante de Asia Pulp & Paper para fortalecer y extender la moratoria, partiendo de una revisión previa de las concesiones forestales existentes. Es urgente que el gobierno mejore la aplicación de las leyes forestales para ayudar a empresas como Asia Pulp & Paper a implementar sus políticas de conservación. Solo la acción coordinada de gobiernos, industria y sociedad civil indonesia puede cambiar el destino de la gente que vive del bosque y de la vida salvaje en peligro de extinción", ha señalado Maitar.

Asia Pulp & Paper forma parte del Grupo empresarial Sinar Mas, y es uno de los dos productores de celulosa y papel de Indonesia que utilizan madera tropical para fabricar productos papeleros. Greenpeace ha enviado hoy una carta al Director General de APRIL (Asia Pacific Resources International), la segunda papelera más grande de Indonesia, para preguntar cuando su compañía planea hacer un compromiso similar para poner fin a la deforestación.


Notas:
Como resultado de la rápida expansión de las industrias del aceite de palma  y el sector papelero en las selvas tropicales de Indonesia, Indonesia se posicionó en 2005 como el tercer país emisor de gases de efecto invernadero a nivel mundial. La pérdida de hábitat forestal por las concesiones para aceite de palma y para producción de papel ha llevado a las especies tales como tigre de Sumatra y el orangután a que actualmente estén en peligro de la extinción.

En 2010, a raíz de anteriores campañas de Greenpeace, la empresa filial productora de aceite de palma del Grupo empresarial Sinar Mas (GAR) acordó una nueva Política de Conservación de Bosques para poner fin a la tala de cualquier área de bosque primario incluyendo área de turberas.

Asia Pulp & Paper y APRIL (Asia Pacific Resources International), representan conjuntamente aproximadamente el 80% de la producción de pasta de papel en Indonesia.

 

Categorías