Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Greenpeace considera lamentable que el PP haya rechazado todas las enmiendas con contenido medioambiental

El Partido Popular sí acepta las propuestas que desprotegen aún más el litoral y que permitirán continuar con el "ladrillazo"en la costa

Reportaje - febrero 19, 2013
El Partido Popular ha aprovechado una vez más su mayoría parlamentaria para aprobar, con 23 votos a favor, 18 en contra y 2 abstenciones, una reforma de Ley de Costas sin tener en cuenta ningún argumento ambiental y sin haber consultado previamente a la ciudadanía o otros sectores de la sociedad, como el científico, que han manifestado sus dudas sobre los conflictos de intereses que surgen con la reforma.



Greenpeace denuncia la actitud del PP, que tras rechazar todas las enmiendas parciales con contenido medioambiental ha aprobado una serie de ellas encaminadas a desproteger aún más el litoral
(1), entre las que destaca la aprobación de todas las presentadas por ellos, enmiendas de la 148 a las 158, y algunas de CiU (de la 55 a la 88) que abren la puerta a la construcción de más puertos deportivos y más hoteles como el Vela (en el del puerto de Barcelona).

Además también ha sido aprobada una enmienda del PNV (la número 19) que permitirá consolidar a la industria pesada que ha destruido parte del litoral vasco. También permite que se consolide las construcciones amparadas por todos los paseos marítimos (enmienda 81), los contruídos por el Estado y las autonomías. Ninguna de las propuestas de inclusión de control de los efectos del Cambio Climático en el litoral ha sido aceptada.

Por otro lado, para la organización ecologista, es preocupante el anuncio que ha realizado el Partido Popular de "una nueva batería de enmiendas en el Senado", que pueden abrir la puerta a nuevas urbanizaciones y a mermar el uso público del litoral.

Greenpeace también lamenta que la ley vaya al Senado sin ningún criterio jurídico que justifique la reforma, para lo que el Partido Popular ha postergado todas las definiciones al futuro reglamento de la Ley, lo que le permite no tener que argumentar la ausencia de criterios ambientales en la nueva norma.

"La principal normativa que tenía hasta ahora el país para poner freno a la especulación y a la conservación de la costa queda tocada y hundida. Es una mala noticia para el medio ambiente y para los intereses de la mayoría de los ciudadanos", ha declarado Pilar Marcos, responsable de la Ley de Costas de Greenpeace.

NOTAS:
(1) Enmiendas parciales a la nueva Ley de Costas presentadas por los grupos parlamentarios


Categorías