Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Greenpeace demanda al Parlamento Europeo protección para la pesca sostenible

Pescadores artesanales de toda España han escrito a los miembros del Europarlamento para pedirles que garanticen el futuro de los océanos y el de sus empleos

Reportaje - febrero 5, 2013
Hoy comienzan en el Parlamento Europeo en Estrasburgo las negociaciones que culminarán mañana con las votaciones del pleno de la reforma de la Política Pesquera Común (PPC), un texto conocido como el Informe Rodust.

martes, 18 de diciembre de 2012

El documento propuesto por la europarlamentaria alemana Ulrike Rodust recoge un paquete de medidas clave para lograr unas pesquerías sostenibles. Greenpeace pide a todos los europarlamentarios que sigan los pasos de los miembros de la Comisión de Pesca que ya votaron a favor de este informe y del futuro de las pesquerías y los pescadores el pasado mes de diciembre.

Hasta la fecha, las decisiones cortoplacistas de la Unión Europea (UE) solo han supuesto la sobrexplotación de los stocks europeos: un 48% de las poblaciones evaluadas en el Atlántico y cerca del 90% en el Mediterráneo están sobrexplotadas, a lo que hay que unir el problema de la sobrecapacidad pesquera de la flota pesquera de la UE, algo que ha denunciado incluso la Comisión Europea que asegura que en muchas de las pesquerías europeas el tamaño y la capacidad de la flota de la UE es de dos a tres veces superior a los niveles sostenibles.

“Las anteriores políticas pesqueras comunes han propiciado la creación de una gran flota pesquera, con una capacidad de capturas que impide la recuperación de las poblaciones de peces. Además han potenciado la creación de una flota potente y destructiva que ha esquilmado los stocks pesqueros, lo que ha supuesto que actualmente las capturas deban ser reducidas hasta ser económicamente inviables”, ha declarado Celia Ojeda, responsable de la campaña de Océanos de Greenpeace. “Mañana el Parlamento Europeo puede hacer historia y cambiar el rumbo de las pesquerías”, ha añadido Ojea.

Por su parte, pescadores artesanales de toda España han escrito cartas a los miembros del Europarlemento para demandar una protección de los océanos y un futuro para la pesca sostenible. Tras el debate de las primeras negociaciones de esta mañana en el Parlamento Europeo, ha quedado claro quiénes defienden la pesca sostenible y quiénes abogan por la destrucción de los océanos.

“El debate ha sido contundente, se ha demostrado una vez más que los europarlamentarios españoles pertenecientes al grupo democratacristiano, del que forma parte el Grupo del Partido Popular Europeo, defiende intereses pesqueros cortoplazistas y no aboga para nada por la pesca sostenible y el futuro de los océanos”, ha comentado Ojeda.

La reforma de la Política Pesquera Común (PPC) es la primera oportunidad desde que se aprobase el tratado de Lisboa en 2009 en la que el Parlamento europeo puede cambiar y garantizar el futuro de las pesquerías y de las comunidades costeras que dependen de la pesca. Para tener un sector pesquero sostenible y rentable es fundamental garantizar que las poblaciones de peces se restauren a niveles saludables, se ponga fin a la sobrepesca y los impactos negativos de las actividades pesqueras en los ecosistemas marinos se reduzcan al mínimo.

Greenpeace acogió con satisfacción la posición adoptada por la Comisión de Pesca en el mes de diciembre de 2012, ya que en ella se afrontan los principales fallos de la gestión pesquera y se propuso una reforma real, a diferencia de la posición preliminar del Consejo.

Greenpeace pide al Europarlamento:

    •  Establecer para 2015 límites de pesca que permitan a las poblaciones de peces recuperarse por encima de niveles que puedan alcanzar el Rendimiento Máximo Sostenible (RMS) no más tarde de 2020.
    • Establecer las posibilidades de pesca de acuerdo con las recomendaciones científicas.
    • Exigir a los Estados miembros que evalúen su capacidad pesquera y, en caso necesario, tomar medidas para lograr un equilibrio sostenible entre la capacidad de pesca y las poblaciones de peces disponibles.
    • Establecer planes plurianuales para cada pesquería dentro de un marco temporal claro y definido, con el fin de mejorar la gestión basada en los ecosistemas, la participación de las partes interesadas y reforzar la cooperación y el apoyo a las soluciones de cogestión a nivel regional.
    • Aplicar evaluaciones de impacto estratégico y ambiental como parte de los principios de buena gobernanza.
    • Establecer el objetivo de minimizar el impacto de la pesca sobre los ecosistemas marinos, de conformidad con la legislación ambiental, y mediante la promoción de la pesca artesanal costera, selectiva y de bajo impacto.
    • Asegurar que el acceso a los subsidios de la UE esté condicionado al cumplimiento de las normas de la PPC.
    • Apoyar la pesca sostenible como el futuro de las pesquerías.

Categorías