Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Alejandro Sanz viaja al Ártico con Greenpeace para pedir la protección de este amenazado territorio

Reportaje - julio 10, 2013
El artista realizará un alto en su gira para conocer de primera mano los efectos del cambio climático, las prospecciones petrolíferas y la pesca industrial que hacen peligrar a la población y el ecosistema ártico

El músico y embajador de Greenpeace, Alejandro Sanz, se unirá a la expedición al Ártico que la organización ecologista realizará en julio para poner de manifiesto la necesidad de proteger este ecosistema único. La travesía tiene, entre sus objetivos, la comprobación del retroceso que sufren los glaciares y la capa de hielo del Ártico debido al cambio climático, evidenciar el peligro que supondrá un vertido de petróleo en este lugar prácticamente inexplorado y cómo sus gentes perderán su tierra.

"Tenemos que ser conscientes de que si salvamos el Ártico salvaremos mucho más. Es la batalla medioambiental más importante del momento, porque está en juego uno de los pocos lugares del planeta donde aún existe un equilibrio medioambiental y porque lo que suceda allí nos afecta a todos", ha comentado Alejandro Sanz.

El artista español viajará con un equipo de la organización ecologista al extremo sur del círculo polar ártico para ser testigo de la belleza de esta tierra y la forma de vida de los inuits (el pueblo originario que habita este suelo), así como también el modo en que el cambio climático y la presión humana amenaza su forma de vida y la naturaleza sobre la que se sustenta esta comunidad. Según un informe de Greenpeace, el Ártico podría quedar sin hielo dentro de 10 o 20 años, con graves efectos sobre la población, la fauna y flora, y la economía.

Sanz hará un pedido global para que personas en todo el mundo se unan a Greenpeace a través de la web salvaelartico.org para declarar esta zona "Santuario protegido", es decir, crear una región protegida en el Polo Norte donde se prohíba la extracción petrolera y la pesca industrial. Más de tres millones de personas se han unido ya a la campaña, entre ellas Alejandro Sanz, para que las empresas petroleras abandonen el Ártico.

"Tenemos que lograr que los políticos y las compañías petroleras nos escuchen para proteger las aguas internacionales del Ártico de las empresas que están causando el cambio climático y su deshielo. Las petroleras ven como una oportunidad económica lo que sería una pérdida para la humanidad, la destrucción del Ártico", ha añadido Pilar Marcos, responsable de la campaña de Ártico de Greenpeace.

Categorías