Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Greenpeace amplía su denuncia del caso Garoña ante la Audiencia Nacional al incluir la última orden de cierre

Reportaje - julio 9, 2013
La organización ecologista denuncia la vulneración del principio de seguridad jurídica y pide la nulidad de pleno derecho de la reapertura de Garoña



Greenpeace ha presentado hoy ante la Audiencia Nacional una petición de ampliación del recurso que la organización ecologista mantiene contra la orden de reapertura de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), dictada por el Gobierno en junio de 2012 para anular la orden de cierre aprobada por Rodríguez Zapatero en 2009.

Esa petición de ampliación consiste en la inclusión de la orden de cese definitivo aprobada por el Ministerio de Industria el pasado viernes. Ante este hecho Greenpeace anunció que tomará las acciones legales oportunas para que no prospere ninguna medida que pretenda evitar el cierre de la central nuclear.

“Se ha vulnerado total y absolutamente la seguridad jurídica y la participación pública, en materia nuclear y medioambiental”, ha declarado Raquel Montón, responsable de la campaña Nuclear de Greenpeace. “Además el Ministerio de Industria va a ser  reincidente porque está tramitando de manera anormal una Directiva europea en materia de seguridad nuclear”.

Asimismo, Greenpeace ha recibido hoy la solicitud de comentarios para una “segunda” vuelta en la adaptación a la normativa española de la Directiva 2011/70/Euratom. En esta normativa de Proyecto de Real Decreto para la gestión responsable y segura del combustible nuclear gastado y otros residuos radiactivos se incluye desde el pasado viernes un párrafo específico (página 2, segundo párrafo) que podría permitir la renovación de la licencia de Garoña. La organización ecologista ya está trabajando en la elaboración de las alegaciones a este proyecto.

“En la orden de cierre de la accidentada nuclear de Vandellós el Ministerio de Industria justifica el cierre definitivo por motivos económicos, y 23 años después, el mismo Ministerio justifica la reapertura de la nuclear de Garoña por motivos económicos”, ha concluido Montón.



Categorías