Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Greenpeace considera injusto que la flota sostenible pague las consecuencias de la sobrepesca realizada por artes no selectivas

Reportaje - marzo 4, 2013
Tras conocerse que la Comisión Europea ha sancionado de nuevo a España por la sobrepesca de caballa en la campaña de 2009.

Greenpeace exige al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que se sancione a la flota no selectiva por ser la causante de esa sobrepesca, en lugar de a toda la pesquería por igual, ya que esto supone una gran injusticia porque perjudica también a los pescadores que utilizan métodos pesqueros sostenibles.

Según informó la Comisión, España pescó en 2009 cerca de 80.000 toneladas más de caballa que la cantidad que tenía asignada (25.525 t), lo que implicará nuevas sanciones que se suman a las ya establecidas por sobrepasar también la cuota en 2010. Esta situación está provocando un gran malestar en el sector artesanal sostenible que ve cómo todos los sectores de la flota deben pagar los excesos cometidos por algunos segmentos industriales de la flota pesquera.

"Es muy injusto que aquellos pescadores que utilizan métodos de pesca selectivos y respetuosos con el medio marino deban pagar las consecuencias de la sobrepesca", ha declarado Celia Ojeda, responsable de Océanos de Greenpeace. "Se debería dar acceso preferente a los recursos a aquellas pesquerías sostenibles y establecer las cuotas pesqueras de acuerdo a criterios científicos".

Categorías