Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Greenpeace acoge con satisfacción la sentencia del Tribunal Internacional del Derecho del Mar ordenando la liberación de los 30 del Ártico

28 de los 30 activistas y periodistas del Ártico están ya en libertad bajo fianza.

Reportaje - noviembre 22, 2013
El Tribunal Internacional del Derecho del Mar (ITLOS, en sus siglas inglesas) ha ordenado hoy a la Federación de Rusia que libere el Arctic Sunrise y a los 28 activistas y dos periodistas independientes a bordo del buque antes del pago de una fianza de 3,6 millones de euros.

“Hoy es un día histórico, un día en el que los derechos fundamentales de los 30 del Ártico han sido confirmados por un tribunal de derecho internacional.”- ha declarado Kumi Naidoo, Director Ejecutivo de Greenpeace Internacional.  “Ahora que el Tribunal ha ordenado la liberación, es el momento de recordar el escrito  que el Presidente Putin dirigió al pueblo norteamericano: “La Ley aún es la Ley, y hay que seguirla, nos guste o no”.

Libertad para los defensores del Ártico

Greenpeace está de acuerdo. La ley es la ley.  Esta ley es el camino hacia una rectificación sobre la gran injusticia con los 30 del Ártico.
29 personas ya están en libertad bajo fianza, pero esto no es suficiente. ITLOS ha dejado claro que los 30 deben tener la libertad para salir de Rusia hasta que concluya el procedimiento del arbitraje entre Holanda y Rusia.

“Acabo de llegar desde la Conferencia sobre el Cambio Climático en Varsovia, donde los gobiernos han fallado una vez más en tomar medidas contra el cambio climático. Los 30 del Ártico tomaron esas medidas y es hora que los gobiernos actúen con ellos. Es el momento para que los 30 regresen con sus seres queridos. Es hora de proteger el Ártico. Es hora de estar en el mismo camino que los 30.”-, añade Naidoo.

Rusia tiene ahora la obligación de cumplir la orden: la propia Constitución rusa establece que el derecho internacional es parte integrante del sistema jurídico ruso y los tribunales en Rusia están en la obligación de poner en práctica la orden. Por tanto, Greenpeace espera que Rusia respete el Convenio Internacional del Derecho del Mar (UNCLOS) y su Tribunal, como ya ha hecho en el pasado.

“En la presentación de esta demanda, el gobierno de Holanda ha mantenido una posición firme en apoyo al estado de derecho y el derecho a la protesta pacífica.”,- ha declarado Jasper Teulings, responsable del Gabinete Jurídico de Greenpeace Internacional.- “Agradecemos al Tribunal y al gobierno de Holanda el esfuerzo realizado para devolver la libertad a nuestros compañeros. Entendemos que Rusia es un firme defensor del derecho internacional y de la regulación de UNCLOS y asumimos en Greenpeace que Rusia cumplirá la sentencia”

Categorías