Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Greenpeace urge a la acción climática mediante proyecciones en centrales térmicas polacas

La organización ecologista pide a países como Polonia o España que dejen de actuar en beneficio de las grandes compañías energéticas con intereses en los combustibles fósiles

Reportaje - noviembre 10, 2013
Justo antes de que se inicie la decimonovena reunión de las partes del Convenio de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP19) en Varsovia (Polonia), Greenpeace ha realizado proyecciones en seis centrales térmicas de carbón polacas para llamar la atención sobre la necesidad de abandonar el uso de combustibles fósiles que ya está causando graves daños en el clima, en los ecosistemas, en la salud y en la economía de todo el mundo.

La organización ecologista ha proyectado en varios idiomas mensajes como "El cambio climático empieza aquí" o "Las grandes tormentas empiezan aquí" en alusión a una de las consecuencias del propio cambio climático, como es la mayor incidencia y gravedad de fenómenos meteorológicos extremos, como el que sufre estos días Filipinas. Greenpeace ha recordado que las centrales térmicas de carbón son el mayor emisor de CO2 del planeta y, por lo tanto, uno de los principales responsables de la generación de cambio climático.

Kumi Naidoo, director Ejecutivo de Greenpeace Internacional, ha declarado: "Es momento de que los gobiernos dejen de actuar en defensa del interés económico de la industria de los combustibles fósiles y tomen medidas para proteger el clima y la economía de la mayoría. Ha llegado el momento de que hagan aquello para lo que les elegimos, velar por el bien común".

Greenpeace también se ha referido al penoso papel que está jugando el Gobierno polaco en la negociación climática y energética europea y ha urgido a países como España a dejar de seguirle el juego y tomarse en serio la lucha contra el cambio climático. "El gobierno de Mariano Rajoy subvenciona los combustibles fósiles, promueve las perforaciones petrolíferas en aguas profundas y el fracking y acaba de aprobar una reforma energética que penaliza las energías renovables. España ya sufre graves impactos del cambio climático en sus ecosistemas, pero también en importantes sectores productivos como la agricultura, la pesca o la industria vitivinícola. Ya es el momento de que el Gobierno deje de favorecer los intereses del sector de los combustibles fósiles y vele por la salud, la seguridad y la economía del conjunto de su población", ha declarado Aida Vila, responsable de la campaña Cambio Climático y Energía de Greenpeace España.

En el marco de este "tour" por las principales centrales térmicas de Polonia, Greenpeace se ha desplazado a Bechatów, la cuarta mayor planta térmica de carbón del mundo, en la que ha proyectado el mensaje, "El deshielo del Ártico empieza aquí". Con esta alusión a la gravedad de los impactos del cambio climático en el Ártico, la organización ha querido también llamar la atención sobre los treinta activistas que ya llevan más de 50 días en prisión preventiva en Rusia por una acción pacífica realizada en contra de la exploración petrolífera del Ártico a cargo del gigante petrolero ruso Gazprom.

"La falta de acción climática de nuestros líderes políticos ha dejado a la humanidad en manos del valor de gente corriente -a la vez que extraordinaria- como los 30 activistas de Greenpeace detenidos en el Ártico que han perdido su libertad por proteger el futuro de todos. No deja de ser irónico que ellos se encuentren presos mientras el sector de los combustibles fósiles disfruta de licencia para seguir destrozando el planeta y tiene las puertas abiertas de los principales gabinetes presidenciales del mundo para influir negativamente en el desarrollo de la negociación climática internacional", ha concluido Naidoo.

Greenpeace ha hecho un llamamiento a los gobiernos de todo el mundo para que aceleren el ritmo de reducción de emisiones y se comprometan a presentar nuevos objetivos en 2014. Objetivos que deben estar alineados con las recomendaciones científicas para asegurar que el acuerdo que se firme en 2015 represente el principio del fin de la dependencia de los combustibles fósiles y del cambio climático.

Categorías