Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Salen de la cárcel otros tres detenidos de los 30 del Ártico

Mañana se conocerá la resolución del Tribunal Internacional del Mar sobre la denuncia de Holanda a Rusia por la detención del barco de Greenpeace

Reportaje - noviembre 21, 2013
Otros tres detenidos de los llamados 30 del Ártico han salido hoy de prisión en San Petersburgo después de que se les concediera la libertad bajo fianza, lo que eleva a cuatro el número de personas que han dejado la cárcel después de que ayer lo hiciera la activista brasileña Ana Paula. Se trata de Andrey Allakhverdov, el Ekaterina Zaspa y el fotógrafo independiente Denis Sinyakov, todos ellos de nacional rusa.

Se espera que en las próximas y horas sea liberado otro grupo de activistas. Todos ellos han debido abonar una fianza, ya que se mantienen los cargos. Hasta ahora, solo al activista australiano Colin Russell le ha sido denegada la libertad bajo fianza, aunque Greenpeace ha presentado un recurso.

“Es una buena noticia y estamos trabajando mucho para asegurar que todo el mundo sea liberado tan pronto como sea posible. Estos 30  valientes, hombres y mujeres, actuaron en nombre de todos nosotros para proteger el Ártico de las peligrosas operaciones de extracción de petróleo y para detener el cambio climático. Han pasado injustamente dos meses detenidos por un crimen que no cometieron, apartados de sus seres queridos. Pero todavía se enfrentan a graves acusaciones y podrían terminar pasando años en la cárcel, mientras a nuestro compañero Colin Russell se le ha denegado la libertad bajo fianza. Nuestro trabajo no estará terminado hasta que no están todos en libertad y les hayan retirado estos absurdos cargos”, ha declarado Mads Christensen de Greenpeace.

La activista Ana Paula ha recuperado su pasaporte, aunque se desconoce si el mismo procedimiento se aplicará a todos los que no son ciudadanos rusos. Por el momento, todos los liberados permanecerán en San Petersburgo y se desconoce cuándo podrán volver a casa.

Esta mañana otros tres activistas han obtenido la libertad bajo fianza, lo que eleva el número a 23 que se espera puedan dejar la prisión en las próximas horas.

Sentencia de ITLOS

Por otra parte, mañana viernes, 22 de noviembre a las 15.00 se conocerá la sentencia del Tribunal Internacional del Derecho del Mar (ITLOS) en Hamburgo, sobre la denuncia presentada por Holanda contra la Federación de Rusia por la detención del barco de la organización ecologista “Arctic Sunrise” que terminó con el encarcelamiento de toda la tripulación. A las 14.00 Greenpeace ofrecerá una rueda de prensa en la ciudad alemana en la que participará el director ejecutivo de Greenpeace Kumi Naidoo.



“El Gobierno holandés se ha posicionado firmemente a favor del cumplimiento de la ley y el derecho a la protesta pacífica y por eso estamos muy agradecidos.
Holanda ha afirmado que Rusia no tenía derecho al abordaje y detención del Arctic Sunrise y todos los pasos siguientes han sido una grave y constante violación de los derechos que, como Estado que abandera el barco, debe tener. Greenpeace confía que el Tribunal tomará debidamente en cuenta los derechos fundamentales de los 30 del Ártico y esperamos que su decisión provisional conlleve su liberación", ha declarado antes de la sentencia Jasper Teulings, responsable internacional del Gabinete Jurídico de Greenpeace.

El Tribunal de Murmansk rechaza la apelación por la incautación del barco Arctic Sunrise

Además, hoy se ha conocido que la Corte Regional de Murmansk ha rechazado la apelación contra la incautación del Arctic Sunrise por parte de las autoridades rusas.

El pasado 7 de octubre, el Tribunal de Distrito de Murmansk emitió una orden de detención del Arctic Sunrise, orden que fue acatada por el Servicio de Seguridad Federal de Rusia en base al Artículo 19 de la Convención de 1958 sobre la Convención de Derecho del Mar (UNCLOS) que permite abordar un barco pirata fuera del mar territorial.

El abordaje y arresto del barco se hizo a punta de pistola en aguas internacionales por las fuerzas de seguridad rusas el 19 de septiembre después de una protesta pacífica de Greenpeace en una plataforma petrolífera de Gazprom. Después, el barco fue remolcado hasta el puerto de Murmansk por la guardia costera rusa y los 28 activistas de Greenpeace y dos periodistas independientes a bordo fueron acusados de piratería y vandalismo.

Stichting Phoenix, empresa propietaria del Arctic Sunrise, ha presentado un recurso contra la orden de detención dictada por el Tribunal de Murmansk. Greenpeace Internacional alquila los barcos a Stichting Phoenix en base contratos anuales. Stichting Phoenix argumenta que como la propietaria del buque no es parte demandada en estos procesos penales que se han iniciado contra los 28 activistas de Greenpeace Internacional y dos periodistas independientes, y por tanto, su propiedad no debería seguir embargada como depósito en este procedimiento criminal.

Categorías