Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

El Grupo Socialista e Izquierda Plural piden al Gobierno que apoye la liberación de los 30 detenidos en el Ártico

Ambos grupos parlamentarios han presentado una Proposición no de Ley en el Congreso de los Diputados en la que demandan medidas de actuación concretas

Reportaje - octubre 30, 2013
La pasada semana el Grupo Parlamentario Socialista y La Izquierda Plural (IU, ICV-EUiA, CHA) presentaron una Proposición no de Ley sobre la detención de los 28 activistas de Greenpeace y los dos periodistas independientes, así como por la incautación del barco de la organización Arctic Sunrise. Esta Proposición no de Ley se debatirá en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados en las próximas semanas.

En el texto, los grupos afirman que "es necesario que la comunidad internacional no cierre los ojos" ante este caso y que "incida en su resolución" para "lograr la rápida liberación de los activistas". Por todo ello, instan al Gobierno a que traslade su preocupación a las autoridades rusas ante la detención de los activistas y por los cargos desproporcionados impuestos por el tribunal de Múrmansk.

Igualmente, demandan al Ejecutivo que ofrezca su apoyo al Gobierno holandés en el proceso que ha iniciado bajo la Convención sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) contra la Federación Rusa, por violar el derecho a la libre navegación. El barco Arctic Sunrise, de bandera holandesa, fue abordado en aguas internacionales donde se procedió a la detención de toda la tripulación. Países Bajos ha solicitado al Tribunal Internacional del Derecho del Mar (ITLOS) la adopción de medidas provisionales mientras se resuelve el caso. Estas medidas provisionales podrían implicar la inmediata liberación de los detenidos y del Arctic Sunrise.

Greenpeace ha demandado al Gobierno en varias ocasiones, a través de la Presidencia y el Ministerio de Asuntos Exteriores, medidas similares de apoyo a los 28 activistas y dos periodistas detenidos en Rusia. Sin embargo, a pesar de la insistencia de la organización la única respuesta del Gobierno, más de 20 días después de la primera misiva, es un acuse de recibo y agradecimiento por la carta.

"Varios gobiernos y altos mandatarios han hecho declaraciones públicas de apoyo a los activistas y de rechazo a las medidas desproporcionadas adoptadas ante esta acción de protesta pacífica. Algunos, como Angela Merkel, han llamado directamente a Vladimir Putin para trasladar su preocupación", ha declarado Mario Rodríguez, director ejecutivo de Greenpeace. "Esta proposición no de Ley insta al Gobierno a tomar medidas y esperamos que su votación en la Comisión de Asuntos Exteriores sea respaldada por todos los grupos parlamentarios, entre ellos el Popular. Por otro lado, esperamos que cuanto antes el Gobierno español siga los pasos de otros gobiernos y mandatarios, y se posicionen públicamente sobre la detención de los activistas", ha añadido Rodríguez.

Más de un mes detenidos
El pasado 18 de septiembre, 28 activistas de Greenpeace, un cámara y un fotógrafo independientes fueron detenidos cuando las fuerzas armadas rusas abordaron el barco de Greenpeace Arctic Sunrise mientras estaba en aguas internacionales. Aunque el objetivo de la protesta fue denunciar los planes de la empresa petrolífera Gazprom en el Ártico, los detenidos fueron acusados de piratería. Rusia ha sustituido estos cargos por los de vandalismo lo que supone una mayor posibilidad de que los Arctic30 permanezcan en la cárcel los próximos siete años.

La corte regional de Múrmansk ordenó prisión preventiva de dos meses, hasta al menos el 24 de noviembre, mientras se realiza la investigación y ya ha finalizado el plazo de apelaciones para pedir la libertad bajo fianza sin que ninguna de las 30 hayan sido admitidas.

Durante este tiempo, gran número de figuras internacionales, desde políticos a miembros de la sociedad civil han mostrado su preocupación por los detenidos, entre ellas la presidenta de Brasil Dilma Rousseff, que la semana pasada pidió su liberación, o la canciller alemana Angela Merkel, que habló directamente con el presidente Putin. Además, 11 premios Nobel de la Paz mandaron cartas al presidente Putin pidiendo la inmediata excarcelación de los activistas. Personalidades de la cultura y del espectáculo también se han movilizado: Deepak Chopra, Gael García Bernal, Jude Law, Ewan McGregor, Jared Leto, Daniel Craig, Jim Carter, Edward Norton o Alejandro Sanz. Todos estos apoyos se suman al más de millón y medio de firmas que ya se han recogido hasta ahora.

Categorías