Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Greenpeace urge a los Gobiernos y a los principales inversores y líderes empresariales mundiales a que unan fuerzas contra el cambio climático

La organización ecologista recuerda que los efectos más catastróficos pueden evitarse si se acelera la transición hacia las renovables

Reportaje - septiembre 23, 2013
Coincidiendo con el inicio en Estocolmo de la reunión en la que va a presentarse el quinto informe del Panel Intergubernamental de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (IPCC) sobre los aspectos científicos del cambio climático, Greenpeace ha hecho un llamamiento a los Gobiernos mundiales, así como a los principales líderes empresariales y a los grandes inversores internacionales para que unan sus fuerzas para evitar las peores consecuencias del cambio climático.

jueves, 24 de febrero de 2011

En este sentido la organización ecologista ha manifestado su preocupación por el agravamiento progresivo de la situación y ha recordado que todavía sería posible evitar los impactos más catastróficos del cambio climático si se reducen drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero y se acelera la transición a las energías renovables.

La organización ecologista prevé que el quinto informe del IPCC arroje, nuevamente, datos preocupantes que confirmen el significativo aumento de la temperatura de la atmósfera y los océanos como consecuencia de la actividad humana: “Nuestra adicción a los combustibles fósiles está provocando impactos como el derretimiento de los glaciares, el aumento del nivel del mar, el cambio en los ciclos hídricos o el aumento de los fenómenos meteorológicos extremos. Estos impactos están causando graves daños a las poblaciones más vulnerables del planeta”, ha declarado Aida Vila, responsable de la campaña de Cambio Climático y Energía de Greenpeace España.

Greenpeace ha recordado que las previsiones científicas indican que estos impactos seguirán en aumento a no ser que se invierta cuanto antes la actual tendencia de crecimiento de las emisiones globales. Para ello, la organización ecologista urge a acelerar la transición hacia las energías renovables y reducir así el uso de los combustibles fósiles- además de detener la deforestación.

“La situación actual se puede describir como si estuviéramos en un autobús que circula en dirección contraria, con cada vez más pasajeros que se quejan al conductor y este (que sería los gobiernos) desoye a los usuarios y deja que la industria de los combustibles fósiles siga apretando el acelerador. Ha llegado el momento de pisar el freno y dejar de poner el futuro de todos al servicio del beneficio económico de unos pocos", ha añadido Vila.

Como dato positivo, la organización ecologista ha destacado el avance sin precedentes que han experimentado las energías renovables desde la publicación del cuarto informe del IPCC, aunque advierte de la amenaza que sufren por ser la alternativa a los combustibles fósiles. Lo anterior es especialmente significativo en momentos como el actual en el que la industria del carbón -la mayor fuente de emisiones- se enfrenta a crecientes restricciones en países como China por su falta de competitividad, su poder contaminante del aire, su elevada demanda hídrica y la creciente oposición local.

“La ventana de oportunidad para no cruzar la barrera de los 2 ºC de aumento de la temperatura sigue abierta y la revolución energética ya ha empezado, por el imperativo climático pero también por su potencial económico y social. Ahora solo necesitamos que Gobiernos como el de España dejen de poner puertas al campo y hagan aquello para lo que les elegimos: velar por el interés general”, ha concluido Vila.

Categorías