Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Greenpeace lanza la campaña “Memoria de pez” para que los políticos nos se olviden de la pesca

La organización ecologista denuncia que las promesas incumplidas de los políticos han llevado al sector pesquero español a una situación límite

Reportaje - marzo 18, 2014
Greenpeace propone un modelo pesquero 100% sostenible que supondría la creación de más de 60.000 empleos en diez años Greenpeace lanza la campaña Memoria de pez

tratamiento para la memoria de pez de los políticosGreenpeace ha presentado hoy la campaña Memoria de pez para denunciar las consecuencias que “los olvidos” de los políticos están teniendo sobre el sector pesquero español. Tras años de una nefasta gestión pesquera, en los que las normas de pesca siempre se han olvidado de los pescadores sostenibles, el sector pesquero español se encuentra en una difícil situación con pérdida de empleo y agotamiento de los caladeros.

La campaña Memoria de pez, consta de un vídeo que demuestra esa falta de memoria de la clase política, una web que anima a la ciudadanía a dispensar a los políticos el tratamiento más adecuado para paliar el olvido constante que padecen y una línea de “medicamentos” que va desde la “memoria en sobres” hasta los “supositorios antiolvido”.

El principal objetivo de la organización ecologista es que los océanos no vuelvan a ser los grandes olvidados en las decisiones políticas, para lo que ha elaborado un exhaustivo estudio titulado Empleo a Bordo. Impacto socioeconómico de un modelo pesquero sostenible, en el que se proponen una serie de medidas a llevar a cabo en los próximos diez años y que supondrían la creación de más de 13.000 empleos en el sector pesquero  y un total de 60.100 en el conjunto de toda la economía, al tiempo que se mejora la situación de nuestros mares.

apoyo a la pesca sostenibleLas ocho medidas propuestas por Greenpeace transformarían el modelo pesquero del estado español hasta hacerlo 100% sostenible, lo que implicaría un aumento de la producción económica de 4.000 millones de euros con una inversión de 2.725 millones. Estas actuaciones se deben ejecutar desde la Administración central, y las autonómicas y por las propias empresas pesqueras. Además, el Gobierno español va a tener que implantar estas medidas o similares para cumplir con los requisitos de la nueva política de pesca europea aprobada el año pasado.

Las propuestas se centran en el apoyo a la pesca artesanal y sostenible; la eliminación progresiva de artes de pesca destructivas; la ampliación de la red de Reservas Marinas; el avance y conversión de la pesca de altura hacia la sostenibilidad; la limitación de las explotaciones de acuicultura; un aumento y creación de las medidas dirigidas a la información y concienciación de los consumidores, un cumplimiento de los óptimos biológicos y un control eficiente de la contaminación en el litoral marino.

“Los políticos se han olvidado del sector pesquero durante años y esa nefasta gestión ha tenido graves consecuencias para el empleo y las familias que viven de la pesca y los propios peces, y ya ha llegado el momento de adoptar las medidas oportunas y paliar esta situación”, ha declarado Mario Rodríguez, director de Greenpeace.

En resumen, las medidas propuestas para los próximos diez años supondrían:
                                              

  • Un aumento de la producción de cerca de 4.000 millones de euros con la creación de más de 60.100 empleos netos en el conjunto de la economía. El presupuesto para llevarlas a cabo sería de 2.725 millones de euros para el total de la década 2014-2024.
  • Se revertiría la tendencia histórica de pérdida continuada de empleo en la pesca del modelo actual con un aumento del empleo directo en el sector de un 33,66 % con respecto a 2012.
  • La pesca artesanal –con un aumento en la producción sectorial de 574  millones de euros y 20.478 nuevos empleos– es la más beneficiada si se aplica este modelo.
  • Otros sectores de la economía también se verían beneficiados aumentando su producción en unos 4.187 millones de euros y  aumentando el empleo en 46.500 personas.
  • El cambio hacia un modelo pesquero sostenible mejoraría la situación de vulnerabilidad de la pesca artesanal y de las comunidades pesqueras que viven de ellas.


“El Gobierno español debe cumplir con la Política Pesquera Común aprobada el año pasado en la Unión Europea y aplicar estas medidas, si quiere fomentar una sostenibilidad económica, ecológica y social en sus pesquerías”, ha declarado Celia Ojeda, responsable de océanos de Greenpeace. “Greenpeace demanda al Gobierno que reconvierta su pesquería hacia la sostenibilidad, recupere los stocks pesqueros, elimine la sobrecapacidad y fomente la pesca sostenibile”.

Categorías