Plagas

Hormigas: localiza la entrada o el hormiguero, exprime un limón y deja la cáscara. Las hormigas también se alejan de las líneas de talco, gis o cal, polvo de carbón y chile piquín.

Moscas de fruta: vierte un poco de cerveza en una jarra de boca ancha. Con una liga pon una bolsa de plástico que atraviese la boca de la jarra. Haz un pequeño agujero en la bolsa. Las moscas entrarán a través del agujero y no podrán encontrar la salida. Cambia la cerveza cuando sea necesario.

Moscas: Las ventanas asoleadas son la entrada más común para las moscas, así que lo mejor es cerrar las ventanas antes de que les dé el sol. También es recomendable usar papel atrapa moscas o hacer tu propio papel-trampa usando miel sobre papel fosforescente.

Polillas:
Mantén limpia, seca y bien ventilada toda tu ropa vulnerable,  las polillas se sienten atraídas a los aceites de tu cuerpo impregnados en la ropa. Se puede usar alcanfor, ya que es el ingrediente principal de las bolas de alcanfor o naftalina, y no es tóxico. Para trampas, mezcla 1 tanto de miel con 2 tantos de vinagre y colócalo en un contenedor de margarina o yogur. Limpia regularmente. También puedes colocar astillas o trocitos de cedro o pimienta, ya que también funcionan como disuasivos de polillas. Las astillas de cedro pueden ser colocadas en bolsitas de tela y colgarse en el closet o en los cajones.

Plagas de plantas:
Licúa 2 o 3 chiles picantes, ½ cebolla y un diente de ajo en agua, hiérvelos y déjalos en remojo durante dos días, después cuélalos, utilízalo con un atomizador, este líquido es bueno para las plagas en plantas exteriores e interiores, y puede ser congelado. También puedes rociar 2 cucharadas de jabón líquido, o 5 gramos de jabón seco, diluido en ¼ de litro de agua. Recuerda rociar con agua fresca unos días después.

Lepismas: Las trampas se pueden hacer con una mezcla de 1 tanto de miel o melaza con 2 tantos de vinagre. Colócalo cerca de las grietas y hoyos donde vive esta plaga.

Arañas: En condiciones ideales, no mates las arañas ya que ayudan a controlar las plagas. Sólo trata de hacer que salgan de casa.

Plagas en la comida:  (gorgojos) Seca la comida en un horno caliente durante 1 hora o congelala durante 2 o 3 días. Almacena la comida en contenedores. Coloca en tu alacena sacos de tela rellenos con pimienta negra.

Garrapatas y pulgas: Si tus mascotas están infestadas, lávalas con jabón y agua caliente, sécalas y usa este enjuague de hierbas: en un litro de agua hirviendo agrega ½ taza (125 ml) de romero seco. Déjalo en remojo durante 20 minutos, cuélalo y deja que entibie. Rocíaselo o pasa una esponja humedecida sobre todo el cuerpo de tu mascota y deja que se seque. No la seques con una toalla ya que le va a quitar el enjuague. Asegúrate que tus mascotas estén secas antes de dejarlas fuera de casa.

Categorías