Rusia: Debe retirarse el cargo "absurdo y perjudicial" de piratería contra activistas de Greenpeace. El cargo de “piratería” formulado ayer contra activistas del grupo ecologista mundial Greenpeace en Rusia es absurdo y perjudicial para el Estado de derecho, y debe ser retirado de inmediato. Así lo ha manifestado Amnistía Internacional.

“Este absurdo cargo de piratería contra unos activistas que parecen haber realizado una protesta pacífica es totalmente infundado. Supone una burla al sistema de justicia ruso, y debe ser retirado de inmediato”, ha manifestado John Dalhuisen, director del Programa para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional.

“Está claro que las autoridades rusas han decidido dar ejemplo con los activistas de Greenpeace para desanimar frente a futuras protestas de este tipo. Por desgracia, este comportamiento coincide con la actitud general de las autoridades rusas respecto a las protestas.”

“Si existen motivos razonables para formular otros cargos contra algún activista o miembro de la tripulación del Arctic Sunrise, debe comunicárseles sin demora, y debe dictarse su libertad. Toda condición que se imponga a su libertad debe ser razonable. Todo cargo que se formule debe ser conforme con el derecho tanto internacional como ruso y no debe ser excesivo respecto a las acciones de estos activistas que llevaban a cabo una protesta pacífica.”

Las personas contra las que se han presentado ayer cargos formales formaban parte de un grupo de 30 activistas de diversas nacionalidades detenidos violentamente el 19 de septiembre, cuando las autoridades armadas rusas abordaron su barco, el Arctic Sunrise, en el mar de Pechora, frente a la costa norte rusa.

Según Greenpeace, entre ellas se encuentran: el cámara ruso Roman Dolgov, el videógrafo freelance Kieron Bryan (Reino Unido), y los activistas de Greenpeace Sini Saarela (Finlandia), Dima Litvinov (Suecia/Estados Unidos), Ana Paula Alminhana Maciel (Brasil), Anthony Perrett (Reino Unido), Camila Speziale (Argentina), Faiza Oulahsen (Países Bajos), Mannes Ubels (Países Bajos), Tomaz Dziemianczuk (Polonia) y un miembro ucraniano de la tripulación. La investigación de “piratería” sobre los demás tripulantes está en curso, y se espera una decisión sobre sus casos en breve.

Suma tú también tu reclamo. Haz click aquí.