Hoy comenzamos la expedición #SalvaelArtico de Greenpeace. Nuestro primer destino es Kulusuk, un pueblo de la región de Ammasalik, en Groenlandia. Cargados de mochilas, crampones, sleeping bags, cámaras de video y foto comenzamos el viaje que nos llevará a recorrer este paraje lejano y desconocido para gran parte del planeta. Durante los próximos días conviviremos con los Inutis, que nos abrirán las puertas de sus casas para alojarnos y compartir con nosotros su día a día. 

Hoy hemos amanecido en Reijkiavik (Islandia) a las 6:00 de la mañana, con la misma luz con la que nos acostamos. Ni en Islandia ni en el Ártico anochece en verano, así que tenemos que acostumbrarnos a tener 24 horas de luz al día. En apenas dos horas estaremos en Kulusuk, junto con un equipo de periodistas y el músico Alejandro Sanz, que hará de altavoz  en esta expedición.

Allí conoceremos a las familias Inuits que nos van a acoger y nuestro primer destino será el glaciar  Apusiaajik (pequeño glaciar) que nos va a mostrar de primera mano los efectos del cambio climático en el Ártico. Estamos preparados para grabarlo y fotografiarlo; para que los ojos del mundo se posen en el Ártico; para que la ONU declare el Alto Ártico Patrimonio de Humanidad y lo libre de las prospecciones petrolíferas de compañías como Shell, Gazprom y BP.

Kulusuk significa “pecho del arao negro” en el idioma kalaallisut, aquí viven poco más de 300 habitantes. En todo Groenlandia viven 57 mil personas.  El Este del país es una de las regiones más aisladas del mundo. A lo largo de los más de 20 mil kilómetros de costa (toda España tiene 8 mil kilómetros) sólo se encuentran dos pueblos y cinco asentamientos, habitados por poco más de 3 mil 500 personas. Hasta hace 120 años los Inutis no habían tenido contacto con nadie más. Este es nuestro primer destino en el corazón del Ártico.

Esperamos que todos nos acompañen en esta expedición que acaba de empezar.

Laura Pérez (@LauraPicarzo) es directora de comunicación de Greenpeace España