Indigenous-Led March in Vancouver © Rogue Collective

La resistencia al oleoducto de la compañía petrolera Kinder Morgan en Canadá se está calentando. A principios de marzo, líderes indígenas de todo Canadá y Estados Unidos se unieron para construir una "Casa de guardia" tradicional, o un lugar para vigilar y defender la zona cerca de la ruta del oleoducto. Si se concreta, la tubería llevaría uno de los tipos de petróleo más peligrosos y contaminantes, desde las arenas bituminosas de Alberta en el centro de Canadá hasta el Océano Pacífico. A partir de ahí, se enviaría por la costa a California y a mercados extranjeros. Kinder Morgan no tiene el consentimiento de los Pueblos Indígenas cuyo territorio atravesaría el oleoducto.

¡Ayudemos a defender su hogar!

Ocean Hyland at the Kinder Morgan Pipeline Protests © Rogue Collective / GreenpeaceOcean Hyland es de la Nación Tsleil-Waututh, cuyo territorio está amenazado por el oleoducto de arenas petrolíferas propuesto por Kinder Morgan. © Greenpeace.

"No es un “quizá” es un  “cuándo” el oleoducto o los tanques de Kinder Morgan se derramarán", dijo Hyland. "Basta con mirar el oleoducto Dakota Access, que en solo seis meses de operación ya se ha derramado cinco veces. Depende de todos nosotros proteger el mar y la tierra, y hablar en nombre de las criaturas que comparten esta Tierra. El agua es vida. Conecta, sostiene y nos mantiene vivos todos los días ".

Los fundadores de Greenpeace Rex Weyler y Bob y Barbara Stowe también protestaron contra el oleoducto. Junto a los rostros familiares había rostros inesperados, como el músico canadiense Grimes y el ex ingeniero ambiental de oleoductos Romilly Cavanaugh. Cavanaugh solía trabajar para la compañía que poseía el gasoducto que Kinder Morgan actualmente está tratando de expandir.
"Viví con miedo cuando trabajaba para Trans Mountain porque la realidad es que ninguna cantidad de equipo o personas va a cambiar el hecho de que en caso de un derrame, podrán recuperar muy poco", dijo.

Former Kinder Morgan Employee Romilly Cavanaugh Joins Pipeline Protest © Rogue Collective


Las empresas de oleoductos como Kinder Morgan y Energy Transfer Partners (ETP), la compañía detrás del oleoducto de Dakota Access, tienen una historia de ir sobre los derechos de los Pueblos Indígenas y de intentar silenciar a los manifestantes.

Greenpeace Founder Rex Wyler Holds Blockade Line at Kinder Morgan Site © Rogue Collective / Greenpeace

El oleoducto Kinder Morgan aumentaría siete veces el tráfico de superpetroleros en las aguas costeras. Los científicos han advertido que el aumento del tráfico de superpetroleros podría interrumpir los patrones de alimentación de las orcas en peligro de extinción, empujando a la especie al borde de la extinción.

Además de eso, el sistema de oleoductos de crudo de Estados Unidos en su conjunto ha promediado un incidente significativo por año por cada 1,000 millas de tubería durante la última década.

Un derrame de petróleo podría dañar la tierra y contaminar la valiosa agua potable para las comunidades a lo largo de la ruta del oleoducto.

Por todo esto más de 170 personas en sitio están dispuestas a arriesgarse a ser arrestadas para detener esto.

"Hace cuarenta y seis años, Greenpeace comenzó aquí en Vancouver protegiendo esta costa y el mundo del tipo de desastres ecológicos y trastornos sociales que amenaza el oleoducto de Kinder Morgan", dijo Weyler. "Al igual que entonces, ahora estamos aquí por la protección de tierra y agua que mantiene nuestras comunidades vivas y prósperas. Estamos aquí con comunidades indígenas que nos han mostrado generosidad y nos han enseñado la responsabilidad y solidaridad. Estamos preparados para ir a la cárcel por preservar la integridad ecológica de esta costa para nosotros y las generaciones futuras ".

 

Súmate a la defensa del Océano Pacífico