Dicen que los humanos nos diferenciamos de otras especies porque somos "animales racionales", eso nos hace únicos.

En este Día Mundial de los Animales vale preguntarnos ¿qué tanto la razón guía nuestro comportamiento?

 ¿Qué tan racional puede ser dañar o poner en riesgo a otros por avaricia? -como quien construyó edificios sin resistencia en una zona sísmica solo para ganarle un poco más-.

 ¿Qué tan racional es destruir un ecosistema, el hábitat del jaguar -por cierto una especie en peligro de extinción- por la simple ambición de tener una posesión cool en medio de un lugar increíble en la selva maya?

 ¿Qué tan racional es permitir que más de 100 mil animales marinos mueren cada año por nuestro uso desmedido de plásticos de un solo uso por un argumento como la practicidad?

 Por cierto, esa es otra cosa que nos distingue de las otras especies, somos los únicos animales que usamos plásticos “a lo bestia”. Sí,12.7 toneladas de plásticos llegan a los océanos cada año y estos 100 mil animales marinos de los que hablamos perecen por consumirlos o al quedar atrapados en  este material.

 Otro dato contundente: 90% de las aves marinas tiene contenido de plástico en sus estómagos.

 Y es que usamos alrededor de 280 millones de toneladas de bolsas en el mundo al día,  4 mil por persona anualmente, cada una en promedio es útil ¡por solo 12 minutos! Y luego a la basura, al mar, al estómago de un animal.

 ¿Es eso racional?  Hoy hagamos una reflexión por nuestros compañeros del planeta, los otros animales, en particular por los marinos y usemos el razonamiento que tenemos la ventaja de poseer para hacer algo por ellos. Sumémonos a una cultura de #YoSinPlásticos

Una acción simple y poderosa con la que podemos contribuir a salvar muchas vidas.