Desde muy temprano en Rusia, la rebelión de los osos polares de Greenpeace visitó la sede del gigante petrolero Gazprom en Moscú. Al mismo tiempo, en Berlín, Alemania, activistas de Greenpeace crearon una plataforma de perforación de petróleo con fugas afuera de las oficinas de Gazprom en esa ciudad.

¿Por qué estos osos polares están tomando acción en las sedes de Gazprom?

Exigen a Gazprom, una de las compañías más grandes del mundo de la energía, abandonar sus planes imprudentes de perforación en busca de petróleo en las aguas prístinas del Ártico ruso.

Apenas la semana pasada, Kumi Naidoo, Director Ejecutivo de Greenpeace Internacional  y un equipo de activistas de diferentes nacionalidades tomaron acciones directas para detener a la plataforma petrolera Prirazlomnaya, propiedad de Gazprom, que se prepara para perforar en el Mar de Péchora. Gazprom está ansioso por comenzar la perforación y convertirse en la primera compañía petrolera que comercializa el crudo de la costa ártica.

En la sede de Gazprom en Moscú, nuestros osos polares rusos establecieron su propio ‘Santuario del Ártico’ afuera de las oficinas mientras otros activistas bloquearon los accesos; todo esto, en medio de ráfagas de nieve y personas que con curiosidad seguían la acción pacífica de Greenpeace. En tanto, en la sede de Gazprom en Berlín, Alemania, una plataforma de petróleo representa un derrame de crudo sobre el hielo, recordándole a Gazprom lo difícil que será contener una fuga de hidrocarburo proveniente del lecho Ártico.

La policía de Moscú detuvo a 10 activistas y estamos haciendo nuestro mayor esfuerzo para que los liberen lo más pronto posible. Fueron detenidos por protestar en contra de la industrialización progresiva del Ártico por empresas como Gazprom y Shell. Esto tiene que parar.

Mientras la extensión de hielo en el Alto Norte alcanza dramáticamente los niveles más bajos registrados históricamente, el mensaje no puede ser más claro: el Ártico está en crisis y tenemos que actuar para salvarlo.

Esto significa la creación de un Santuario en la cima del planeta para proteger esta región única para siempre. Significa prohibir la extracción de petróleo y mantener fuera de los límites del Ártico a la pesca industrial. Podemos hacerlo, pero necesitamos de tu ayuda.

Únete a nosotros en www.salvaelartico.org

 

Acción en la sede de Gazprom en Berlín © Santiago Engelhardt / Greenpeace