Energía y cambio climático

El cambio climático global es la mayor amenaza que enfrenta la vida tal y como hoy la conocemos. Los científicos advierten que si aumenta la temperatura global más de 2ºC en relación con los niveles preindustriales, estaremos generando un cambio climático catastrófico y desencadenando procesos que provocarán, además, la liberación de más emisiones de gases de efecto invernadero.

La principal causa de este fenómeno es la concentración desmedida de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera, derivada de la quema excesiva de combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas) y de la deforestación.

El paradigma actual de producción y consumo de energía es insostenible por dos razones básicas: los yacimientos de esos combustibles se están agotando y ocasiona graves transtornos ambientales.

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la Organización de las Naciones Unidas (PICC) ha identificado un veloz aumento de las concentraciones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero en décadas recientes. Estos gases acentúan el "efecto invernadero" y, en consecuencia, el cambio en el clima global.

Desde la revolución industrial hasta ahora la temperatura global se ha incrementado alrededor de 0.7 grados centígrados. De mantenerse esta tendencia la temperatura del planeta podría aumentar entre 2.4°C y 6.4°C hacia fines de siglo.

El PICC considera que si la temperatura promedio del planeta se eleva en 2 grados, los efectos para la vida serán catastróficos e irreversibles. Lo ideal es mantener el aumento por debajo de los 1.5 grados. Sin duda ¡éste es nuestro mayor desafío como humanidad!


Categorías