BP: la adicción al petróleo amenaza al Golfo de México

BP: la adicción al petróleo amenaza el Golfo de México

Desde el 20 de abril de 2010, millones de litros de petróleo han sido vertidos en el Golfo de México, debido a un accidente -producto de la negligencia- sufrido por una plataforma de la empresa British Petroleum.

Fuera de control durante meses, el derrame amenza seriamente la salud de los ecosistemas marinos de la región.

En la zona, hay numerosas especies en peligro, incluido el atún de aleta azul, que se encuentra en estado crítico; cuatro especies de tortugas marinas y seis especies de ballenas, entre ellas rorcuales. Otros mamiferos marinos en riesgo son delfines, manatíes y nutrias de río.

En promedio, la region tiene cinco millones de acres de humedales que sirven de manera crítica como habitat para tres cuartas partes de todas las aves acuáticas que migran a través de los Estados Unidos. Entre ellas están el pelícano marrón, ave insignia de Louisiana; y diversas especies en peligro. Existen numerosos lugares designados como "Áreas importantes para aves" en las que hoy las aves acuáticas están en peligro. Sólo en una área natural protegida de la zona hay 400 especies en peligro. Los humedales costeros del norte del Golfo también son áreas de crianza para muchos de los peces e invertebrados que viven en el Golfo de México.

Los impactos en las industrias pesqueras también soy muy profundos.

Más aún, en un contexto de cambio climático, es importante considerar que la era del petróleo ha llegado a su fin. En vez de continuar aprobando leyes que alientan y subsidian a las compañías petroleras, los gobiernos deben eliminar los subsidios a las industrias sucias como el carbón, las plantas nucleares y el petróleo. Esta coyuntura es ideal para que Estados Unidos brinde financiamiento masivo para tecnologías limpias, renovables y eficientes que eliminen el potencial de estos desastres ecológicos y que ayuden a frenar el catastrófico calentamiento global.