Turismo sustentable

Debido a que la Secretaría de Turismo carece de criterios sustentables para tener en México un turismo responsable y a que los turistas ya comienzan a planear sus vacaciones, Greenpeace elaboró una guía de consejos útiles para que sean aplicados por los grupos hoteleros que operan en nuestro país y también un Decálogo del turista sustentable para que sea usado por las personas que visitan los diferentes destinos de descanso en toda la república.

Los criterios sustentables que deben aplicar las empresas turísticas tienen como base las recomendaciones emitidas por la Organización Mundial del Turismo (OMT). Así mismo, el Decálogo explica qué deben hacer los vacacionistas para ejercer un turismo sustentable y están adaptados para la situación en México.

Citerios sustentables para empresas turísticas:

  • La política de compras debe favorecer los productos ambientalmente mejores para ser utilizados como materiales de construcción.
  • - Se debe medir la compra de artículos desechables y consumibles y se debe reducir su uso.
  • Se debe medir el consumo de energía e indicar las fuentes, además de adoptar medidas para disminuir el consumo total, al mismo tiempo que se fomenta el uso de la energía renovable.
  • Se debe medir el consumo de agua e indicar las fuentes, además de adoptar medidas para disminuir el consumo total.
  • La empresa debe medir las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de todas las fuentes controladas por ella e instaura procedimientos para reducirlas y compensarlas, como forma de alcanzar la neutralidad climática.
  • Las aguas utilizadas, inclusive las aguas grises, son tratadas eficazmente, no se deben consumir, vender, negociar o exhibir especies protegidas, raras o amenazadas, la empresa debe utilizar especies autóctonas para las áreas verdes y para restauración y toma medidas para evitar que se introduzcan especies exóticas invasoras.
  • La empresa debe cumplir con toda la legislación y los reglamentos pertinentes (entre ellos, los aspectos ambientales), los materiales promocionales deben ser precisos, completos y no prometer más de lo que brindan razonablemente.
  • El diseño y la construcción de edificios e infraestructura deben cumplir con los requisitos locales de zonificación  y de áreas protegidas o de patrimonio, se deben utilizar principios localmente apropiados de construcción sustentable.

 

Decálogo del turista responsable

1. Exige e investiga si en el hotel en donde te hospedas tienen criterios de sustentabilidad.

2. No contrates viajes VTP. A veces pueden ser más baratos, sin embargo estos paquetes por lo regular no generan un beneficio real a la comunidad local.

3. Protege la flora y fauna silvestre. No compres souvenirs o productos elaborados a partir de especies de plantas o animales silvestres o en peligro, ni te fotografíes con ellas, ya que esto promueve la captura de más ejemplares. No te lleves “recuerdos” como caracoles, corales, conchas, piedras, plantas, etc. del lugar.

4. Utiliza transporte terrestre. Si te es posible viaja en transporte terrestre. Los aviones son la principal causa de las emisiones de gases de efecto invernadero en el sector turismo. 

5. Reduce tu consumo.
Agua: un cuarto de hotel puede requerir hasta 2,500 litros de agua al día. Especifica si no deseas que se laven tus toallas y sabanas.
Electricidad: Apaga las luces y no uses el aire acondicionado si no es necesario. Aunque la electricidad no te cueste genera gases de efecto invernadero y colabora al cambio climático.

6. No incurras en delitos ambientales. Infórmate sobre la legislación vigente para no cometer ningún acto que se considere delictivo en el destino visitado.

7. Consume lo local. Tu viaje puede contribuir al desarrollo económico y social. Compra artesanía y productos locales para apoyar la economía del lugar, y atente a los principios del comercio justo. Cuando regatees, ten presente el concepto de salario justo.

8. Respeta el entorno. Todos los lugares a donde viajamos tienen historia, cultura, valores naturales y propios, infórmate sobre estos aspectos, de forma que tus conductas no provoquen perjuicios sobre ellos.

9. No tires desechos. Sólo tira la basura en los lugares indicados. Recuerda que si tiras residuos orgánicos en áreas naturales estas afectando los hábitos de la fauna silvestre. Los desperdicios inorgánicos pueden tardar decenas de años en degradarse y en ese tiempo pueden contaminar el ambiente perjudicando a la flora y fauna local o los mantos acuíferos.

10. Busca alternativas de bajo impacto. Recuerda que el ecoturismo es el que causa menos impactos al medio ambiente.