Consecuencias de la contaminación de nuestros ríos

La contaminación de los cuerpos de agua afecta directamente a las comunidades que viven cerca de los ríos, lagos y otros afluentes porque provoca daños a su salud y sus fuentes de alimentos. Además representa un alto costo para la sociedad en su conjunto: entre más agua sea contaminada en los afluentes, más costoso será potabilizarla, llevarla a las ciudades y atender los impactos que deje en las comunidades y en el medio ambiente que fueron afectados.

Fuentes de contaminación

Existen tres fuentes principales de contaminación de los recursos hídricos:, las aguas municipales los lixiviados de los basureros (líquidos que se producen por la descomposición de la basura y que se filtran al suelo contaminando los acuíferos); y las aguas resultantes de las actividades productivas, principalmente la industria, agricultura y actividad minera.

La industria sucia y tóxica

Algunas sustancias vertidas por la actividad industrial en los ríos y lagos del planeta son altamente tóxicas y tienen afectaciones directas a los seres vivos y la salud humana. Algunas de ellas  pueden causar disrupciones hormonales (alteraciones bruscas en las funciones hormonales), afectaciones al desarrollo del feto o cáncer. En la mayoría de los casos, existen sustancias inocuas alternativas.

Un tubo de descarga de aguas industriales en el Río Santiago, Jal. Greenpeace

 

¿Quién se esconde detrás de este negocio sucio?

Las grandes marcas internacionales ya no “producen” casi nada. Ahora,  casi toda su cadena de suministro está operada por proveedores con nombres mucho menos prestigiosos, que la mayoría de las veces están ubicados en países dónde la legislación ambiental es muy débil, como en el caso de México. Ello les permite no tener que rendir cuentas por sus actividades tanto al nivel social como al nivel ambiental y seguir fomentando una producción sucia, en toda opacidad.

Aun así, esas marcas son responsables de los estándares de calidad con los que operan sus proveedores, dado que son las que se reparten la mayor ganancia, son la “cara pública” de este sistema y son también muchas veces las que presumen de una responsabilidad socio-ambiental ejemplar.

Ríos mexicanos, ríos tóxicos

 
Categorías