Política Internacional en materia de Adquisición de Textiles

Página - 25 octubre, 2012
Greenpeace cree que la moda no debe ser a costa de la Tierra y que no se deben usar ni desechar químicos tóxicos al momento de producir o lavar nuestras prendas.

Actualmente, la industria textil contamina las vías fluviales alrededor del mundo con químicos tóxicos, persistentes y disruptores hormonales; y maneja nuestras vías fluviales como alcantarillas privadas. En este momento no existe ningún estándar que garantice que las prendas que usamos no fueron hechas con algún químico tóxico.

Como organización trabajamos arduamente en conjunto con millones de personas alrededor del mundo para alentar al sector textil de aceptar El Reto Detox para eliminar los químicos tóxicos y producir prendas de calidad que 

Hasta que las marcas y proveedores puedan demostrar a través de reportes consistentes que sus prendas fueron hechas sin el uso o la liberación de químicos peligrosos, Greenpeace suspende todas sus ventas de productos.

La cantidad limitada de prendas que se necesitan para propósitos campañas (los activistas necesitan ropa también) se producirán conforme a la política de adquisición la cual estaremos revisando que se realicen bajo los lineamientos de una producción libre de tóxicos..

Mientras más marcas se comprometan en esta cuestión y promuevan soluciones verdes y sustitutos, más pronto los consumidores dejarán de preocuparse acerca de los tóxicos en cualquiera de sus productos textiles.

Creemos en reconocer a aquellos que demuestran progreso, se están reformando y dicen la verdad  al estar a favor de un futuro libre de tóxicos. Sí eres como nosotros y te apasiona que la moda y la contaminación no se mezclen, únete a nosotros y firma nuestro manifiesto de moda libre de tóxicos.

greenpeace t-shirt

¿Dónde puedo comprar una playera de Greenpeace?

Por el momento no hay venta de playeras de Greenpeace. Hemos dejado de vender todo tipo de productos textiles hasta que los proveedores nos proporcionen información consistente que demuestre que son capaces de producir ropa sin usar algún tipo de químico tóxico en toda su cadena producción.

De ahora en adelante, todos los textiles que usemos con fines de campaña se apegarán estrictamente a nuestra política de adquisición. Seguiremos utilizando cualquier textil, por ejemplo playeras, que se encuentre en nuestro almacén en lugar de desecharlas.

Tengo una playera o producto de Greenpeace. ¿Qué hago ahora con él?

Mientras los estándares de producción no se apeguen a los estándares que establecimos para la industria, lo exhortamos a conservarlo! El uso de nuestros productos textiles no representan ningún riesgo para la salud. La mejor forma de no dañar el medio ambiente es hacerlo durar el más tiempo posible, de tal manera que permanezca en su guardarropa y no en un vertedero.

¿Qué aspectos abarca la nueva política de adquisición de Greenpeace?

Por ahora sólo procuraremos los textiles que tengan un impacto mínimo en el medio ambiente y aquellos que se sean conforme a los valores principales de las organizaciones. La nueva política internacional de adquisición de Greenpeace aplica a todos los productos textiles a base de algodón, mismos que compraremos de ahora en adelante. Se ha propuesto una nueva política global que asumimos será aceptada en la próxima EDM, a finales de octubre de 2012. Todos los textiles que se compren conforme a esta política deben ser 100% orgánicos, de comercio justo de materias primas y que tenga el certificado de  GOTS o en su defecto un equivalente. La pintura para la impresión debe ser libre de tóxicos y que no dañe el medio ambiente. Ninguna otra cosa cubre los estándares de Greenpeace.

¿Qué demanda Greenpeace a las marcas?

Demandamos que las marcas eliminen el uso y la liberación de químicos tóxicos de toda su cadena de producción y productos. Estos químicos contienen propiedades peligrosas; pueden ser persistentes, bio-acumulativas, tóxicas, cancerígenas, muta génicas, neurotóxicas, disruptores hormonales y representan riesgos para el medio ambiente y la salud.

Las marcas trabajan con un gran número de proveedores y a su vez con muchos químicos peligrosos que no sólo son usados y liberados durante diferentes etapas de la producción, sino también frecuentemente éstos terminan siendo parte de la ropa que usamos. Exigimos otorgar a los consumidores y comunidades el derecho de saber lo que ocurre en nuestras aguas y prendas de vestir; por ende las marcas deben revelar que proveedores liberan químicos tóxicos. 

Desde que se lanzó la campaña internacionalmente en 2011, hemos logrado compromisos de Puma, Nike, Adidas, H&M, Li-Ning y C&A para eliminar los químicos peligrosos de sus productos. Esto significa un punto de partida positivo, sin embargo más marcas necesitan responder a la urgencia de la situación e iniciar con la campaña de Detox. Nuestra campaña seguirá impulsando soluciones y progreso positivos en el sector.

Categorías