Soluciones

Página - 7 mayo, 2012
Greenpeace cree que los fabricantes de productos electrónicos, que se han beneficiado de la venta de los productos, deben asumir la total responsabilidad de sus productos, desde su producción hasta el final de sus vidas.

©Greenpeace / Arleen Ng

 

Para prevenir una crisis de residuos electrónicos, los fabricantes deben diseñar productos electrónicos sin sustancias químicas peligrosas, con una vida útil más amplia, que se puedan reciclar con facilidad y seguridad y que no sean una fuente de exposición a sustancias peligrosas tanto para los trabajadores como para el medio ambiente.

 

Producción limpia: los fabricantes de productos electrónicos deben dejar de utilizar sustancias químicas peligrosas. En muchos casos ya existen alternativas más seguras. 

Recolección de productos: los contribuyentes no deben ser los que soporten el coste de reciclaje de los residuos electrónicos. Los fabricantes deben asumir la responsabilidad de sus productos durante todo su ciclo de vida y, cuando terminen su vida útil, deben responsabilizarse de su recolección ya sea para reutilización, reciclaje seguro o eliminación. 

¿Qué puedes hacer tú?

 

  • Piensa dos veces antes de comprar un nuevo aparato. ¿Realmente lo necesitas? ¿el que tienes ya no te sirve? ¿lo que vas a ganar con el nuevo aparato justifica que deseches el que tienes ahora? 

 

  • Devuelve tu viejo aparato al fabricante para que se haga cargo de su producto. ¡No lo tires a la basura, ni lo abandones en la calle!

Categorías