Kumi y los activistas de Greenpeace suben por la escalera de 30 metros. Después él continuará solo su camino hasta encontrarse con el capitán de la plataforma, para entregarle las 50 mil firmas y exigir que esta instalación petrolera deje de operar en el Ártico.

Foto | 17 junio, 2011

Kumi y los activistas de Greenpeace suben por la escalera de 30 metros. Después él continuará solo su camino hasta encontrarse con el capitán de la plataforma, para entregarle las 50 mil firmas y exigir que esta instalación petrolera deje de operar en el Ártico.

Categorías